La cosecha de arándanos fue la peor de la historia

Suplemento Rural 16/02/2017
Se produjeron apenas 17.000 toneladas, y aún con buena exportación, no hubo buenos resultados. Hay 2.750 hectáreas destinadas al cultivo de esta fruta.
Ampliar
FOTO ARCHIVO ARANDANOS. Se vendió un 25% menos que el año pasado.
Los arándanos argentinos pierden terreno por falta de competitividad y así en 2016 se produjeron sólo 17 mil toneladas de esta fruta en la Argentina, según un informe. "Si bien hubo un récord en el volumen de exportación, no hubo buenos resultados económicos. Desde el Comité Argentino de Blueberries se pide trabajar en los costos laborales, de producción y logísticos para ganar competitividad", indicó Sofía Espejo para el sitio Agrofy News.
 De acuerdo con el último censo del 2016, en Argentina la producción de arándanos cuenta con 2.750 hectáreas, distribuidas en el noroeste (1.300), noreste (1.050) y unas 400 en la provincia de Buenos Aires. El sector finalizó el año con una producción y exportación récord, en términos generales se terminó con las cuentas en rojo: "Este año se terminó vendiendo a 25% menos que el precio del año pasado", dijo la autora del reporte. "Esta paradójica situación se debe a que la principal competencia que surgió hace algunos años, Perú, tiene la habilidad de producir arándanos en la misma época que Argentina a un costo muy inferior", añadió.
En tanto, "los costos de producción en Perú son notoriamente más bajos que los de nuestro país", expresó Carlos Stabile, presidente del Comité Argentino de Blueberries (ABC), una asociación civil sin fines de lucro que nuclea a productores, exportadores y cámaras regionales de arándanos de la Argentina. Perú se inició más tarde que Argentina en el negocio de arándanos, sin embargo el año pasado ya la superó en volumen de producción. "Nosotros llegamos a 17 mil toneladas y ellos 25 mil toneladas, cuando hace dos años ellos producían apenas 2 mil. En cuanto a los resultados de esa venta fueron los peores y muchas empresas no sólo no ganaron sino que perdieron dinero", afirmó Stabile. Agregó: "El estado de la industria es bastante preocupante.
La última cosecha fue la peor en la historia de este cultivo en la Argentina. Fundamentalmente por motivos comerciales, nos han golpeado por la falta de competitividad que tenemos frente a otros países". El presidente de ABC sostuvo que el objetivo es recuperar competitividad y para eso se necesita ganar en productividad y eficiencia. "Hay muchas cosas que podemos hacer nosotros: trabajar en los costos laborales, de producción y logísticos. También hay otros temas que estamos conversando con el Gobierno que tienen que ver con que se revea toda la política impositiva y de cargas sociales, puntualmente reducir el impuesto al trabajo que es mucho más elevado que el de otros países y nos quitan competitividad", precisó.
 Otro punto al respecto tiene que ver con la resolución recientemente aprobada por la Comisión Nacional del Trabajo Agrario (CNTA), que reduce las condiciones de trabajo para los cosechadores de arándanos a 25 kilos por jornada. "Desde la Cámara no tuvimos ni voz ni voto en esa normativa y no pudimos negociar. Creemos que se puso un piso para el salario variable, por encima del jornal mínimo y obligatorio, sobre un rendimiento que es bastante bajo y con el cual no podemos competir con otros países", manifestó. Señaló que no tienen "un convenio colectivo de trabajo que" los habilite a negociar directamente productores con el gremio y tenemos que recaer en terceros que no nos representan ni el conocimiento de la industria, por eso se terminan cometiendo estas irresponsabilidades".  (NA).
 

Te puede interesar