Excesos y defectos

Suplemento Rural 16 de febrero Por
Uno de los puntos más importantes a la hora de mantener la salud de una plata es la temperatura. Si esta es muy elevada, la planta pierde líquidos rápidamente y perece sin remedios; si la temperatura es muy baja, las funciones vitales de la planta se detienen y esta muere también.
-¿Qué efectos provocan las altas temperaturas?
-Cuando una planta se ve sometida a un ambiente de temperatura demasiado elevado, pierde rápidamente agua por sus estomas y si está perdida no se ve compensada con un nuevo aporte hídrico, el ejemplar pierde turgencia en sus tejidos y presenta un aspecto como abatido. Si las altas temperaturas se ven acompañadas por una exposición directa a los rayos del sol, la planta puede sufrir graves quemaduras que se reconocen por la aparición de manchas marrones en los verdes de las hojas. Algunas especies, especialmente crasuláceas y cactáceas han modificado su fisonomía a fin de adaptar a condiciones extremas tanto de falta de agua como de elevadas temperaturas.
-¿Qué efectos provocan las bajas temperaturas?
-Si la planta vive en condiciones de temperaturas que están por debajo de su límite normal, presenta un crecimiento anómalo, no florece y las hojas aparecen de un tono amarillento. Si el frío es muy intenso la planta se hiela y entonces las hojas toman un color negruzco y se rompen con facilidad. Estos efectos se ven potenciados si la planta ha sido regada recientemente, pues a los daños sufridos en la parte área hay que añadir los ocasionados en la zona radical, muy pocas son las especies que pueden vivir en permanente situación de sobrenfriamiento, si exceptuamos los que provienen de la región circumpolar o las que crecen en la alta montaña. Todas ellas para defenderse contra el frío presentan un crecimiento escaso y rastrero, un período vegetativo corto y suelen crecer aprovechando las condiciones favorables que le brindan las zonas rocosas y las de presiones del terreno.
-¿Cómo se pueden proteger las plantas del calor?
-Dado que en estas condiciones las plantas se mueren por falta de agua y una insolación excesiva, la mejor forma de evitar que muera es aumentar los riegos, tanto al suelo como en pulverizaciones, estos últimos al disminuir la temperatura ambiental reducen la cantidad de agua que la planta pierde en evapotranspiración. En ciertas condiciones, como las que se acontecen cuando la planta se ve sometida al calor artificial de la calefacción, esta situación debe acompañarse de un riego suplementario mediante la colocación de un pequeño plato o depósito plano con dos dedos de agua bajo la maceta. Para evitar la acción directa de los rayos del sol no hay mejor sistema que situar las macetas bajo una pequeña sombra con cañas, esteras, rafia, y algún otro material.
-¿Cómo proteger las plantas del frío?
-Es evidente que la mejor forma de resguardar las plantas de las bajas temperaturas es situándolas en el interior de un invernadero con calefacción controlada, pero dado que este sistema no está a la alcance de todos los aficionados hay algunos pequeños trucos que pueden suplir esta carencia. Entre ellos el más barato y sencillo es proteger las plantas mediante un plástico dotado de vesículas de aire como las que se emplean en embalaje, otro sistema es disponer las plantas en torno a un árbol de ramas amplias, y por último si se trata de bulbosas o de proteger raíces de árboles caducifolios, no hay nada mejor que esparcir en torno a ellos, viruta de madera, turba o en su defecto hojas secas.
Espero les haya interesado el artículo de hoy y aunque durante estos últimos días el problema ha sido la lluvia en cualquier momento comenzamos de nuevo con las altas temperaturas y por supuesto que las bajas también vendrán.

Te puede interesar