La modernidad líquida

Carta de Lectores 17 de enero Por
Leer mas ...
Sr. Director:

Ha muerto Zygmunt Bauman, sociólogo y filósofo de cuya valiosa y monumental obra, mundialmente reconocida, extraigo un breve párrafo que considero ilustrativo de su pensamiento.
“... aquello que seguimos llamando sociedad, esa cualidad imaginaria en la que política y poder confluyen, está siendo atacada por dos frentes. Por un lado, el poder se está evaporando hacia arriba, al espacio planetario, que es el dominio de los negocios extraterritoriales. Por el otro, la política se escapa hacia el espacio de las fuerzas del mercado y de lo que llamo la ‘política de la visa’: el espacio de los individuos con alianzas tenues que tratan con esmero -pero con resultados prácticamente nulos- de encontrar soluciones privadas a los problemas públicos. Las instituciones políticas heredadas de los tiempos en que el poder y la política estaban al nivel del Estado-nación moderno, se mantienen atadas a una localidad exactamente como antes, sin la posibilidad de resistir -y ni que hablar de controlar- las presiones de los poderes globales. De esta manera están imposibilitadas de desempeñar sus papeles tradicionales y los ceden a las fuerzas del mercado o las dejan abiertas a la iniciativa y a la responsabilidad individual. El resultado final es el sentimiento generalizado de que cada uno de nosotros está por las suyas, de que nada se gana uniendo las fuerzas y preocuparse por una buena sociedad es una pérdida de tiempo: es el debilitamiento de la solidaridad social con la consecuente fragilidad de los lazos humanos”.

Vicente Ceballos
DNI 6.279.249
Rafaela

Te puede interesar