Francisco: delincuente el que vende entradas

Información General 13 de enero Por
El Papa se refirió al que dice que hay que pagar para participar en la audiencia pública de los miércoles en el Vaticano.
BUENOS AIRES, 13 (NA). - El papa Francisco consideró que es un delincuente el que afirma que hay que pagar para participar junto al pontífice en la audiencia pública de los miércoles.
"Quien les dice que hay que pagar es un delincuente", indicó indignado Jorge Bergoglio con relación a las entradas para participar del encuentro semanal con los peregrinos en el Vaticano, consignó la agencia AICA.
"Si alguien les dice que para entrar a la audiencia del Papa hay que pagar algo, ¡los están engañando! Estén atentos. Esto es gratuito. Aquí se viene sin pagar, porque esta es la casa de todos. Si alguien les quiere hacer pagar es un delincuente", advirtió el papa Francisco al tomar entre sus manos una de las entradas de color rojo que dan acceso al Aula Pablo VI.
El papa Francisco sacó uno de las entradas de color rojo que dan acceso al Aula Pablo VI para participar de la audiencia general de los miércoles, y señaló: "Debo decir algo que no quería hacer, pero tengo que hacerlo".
"Para entrar a la audiencia, tienen estos billetes. Escrito aquí, dice que el boleto de entrada es absolutamente gratuito. No se debe pagar. Esta es una visita gratuita que se da al Papa, al obispo de Roma", recordó ante los peregrinos que participaron del encuentro de este miércoles.
Tras denunciar que supo que "hay algunos que quieren cobrar el billete", Francisco advirtió: "Si alguien les dice que para entrar a la audiencia del Papa hay que pagar algo, ¡los están engañando!".
"Estén atentos. Esto es gratuito. Aquí se viene sin pagar, porque esta es la casa de todos. Si alguien les quiere hacer pagar es un delincuente, ¿de acuerdo?", manifestó con énfasis.

MCDONALDS: COMIDA
ENTRE INDIGENTES

CIUDAD DEL VATICANO, 13 (AFP-NA). - La cadena de comida rápida McDonalds, cuya reciente apertura cerca del Vaticano generó controversia, anunció que repartirá todos los lunes comida entre los sin techo que deambulan cerca de la basílica de San Pedro.
Pese a las críticas de algunos cardenales y de los dueños de restaurantes del sector, la asociación Medicina Social, que ofrece asistencia médica a los indigentes y sin techo de la zona, invitó a los administradores de la conocida cadena a ser solidarios con estas personas.
"Necesitamos el apoyo de todos y (...) sería bueno que los más afectados ganen algo con esta controversia", reconoció la asociación.
"Respondieron positivamente en menos de 24 horas", contó a la AFP Gianluca Scarnicci, portavoz de la asociación.
A partir de la próxima semana, todos los lunes a la hora del almuerzo, los voluntarios de Medicina Social distribuirán la comida que consiste en una hamburguesa doble con queso, una manzana y una botella de agua.
"Podemos repartir hasta mil comidas al día, pero vamos a comenzar con 50 los lunes, aunque podemos aumentar, ya que el restaurante está justo al lado", explicó.
Inaugurado el 30 de diciembre, el restaurante ocupa una pequeña esquina de un enorme bloque de edificios de propiedad del Vaticano, donde residen varios cardenales.
No muy lejos de la imponente columnata de la plaza de San Pedro donde por orden del papa Francisco se han instalado duchas y se distribuyen sacos de dormir, ropa, paraguas, entre los pobres y necesitados.

Te puede interesar