Los estafados en Maros ahora son querellantes

Policiales 13/01/2017
EL FRAUDE DE LA AGENCIA DE VIAJES EN SANTA FE
El juez penal Jorge Patrizi admitió ayer que se constituyan en querellantes, alrededor de medio centenar de damnificados por la empresa Maros viajes y turismo, cuyos representantes -Marcela Arévalo, Ana Felice y Miguel Angel Correa- se encuentran detenidos con prisión preventiva por los delitos de estafas y falsificación de documentos reiterados.
La audiencia para la constitución de querella -según consignó El Litoral- contó con la participación de cuatro abogados particulares, que representan los intereses de las víctimas, y que acompañaron al fiscal Omar De Pedro. Entre ellos, los profesionales César Andrés Rojas, Marcelino Lago, Balbina Cavallieri y Celeste Roa Hertelendi.
Asimismo, se cree que una gran cantidad de posibles víctimas, que fueron enterándose de lo ocurrido con el correr de los días, podrían agregarse a estas cuatro listas, y no se descarta la presentación de otros profesionales.

CONTROL DE LA
INVESTIGACION

La misión de los querellantes en este caso, no sólo será la de controlar la investigación, sino de colaborar con la labor de la Fiscalía, tanto en el aporte de evidencias como en el análisis de la cuantiosa y compleja información disponible, que surge de la millonaria estafa.
A propósito de lo ocurrido en la sala de audiencias, la abogada Balbina Cavallieri señaló que “los escritos se presentaron el 4 de enero para que nos tengan por constituidos como querellantes. En mi caso particular represento un grupo bastante importante de personas y además me presento por derecho propio por mi propio daño. Soy una de las personas que había contratado un viaje, soy un damnificado más, así que actúo por derecho propio y en representación de un grupo importante de personas”.
La Dra. Cavallieri no se encuentra en la lista de los 68 pasajeros que el martes pasado debían embarcar rumbo a Cancún y no pudieron hacerlo. En su caso, “tenía programado un viaje para marzo o abril, obviamente hice todas las averiguaciones y descubrimos que no hay reservas de ningún tipo en las aerolíneas a mi nombre, ni a nombre de mi familia, ni de ninguna de las personas que viajaban conmigo”, comentó.

Te puede interesar