La ciudad perdió casi 2 mil árboles en menos de un año

Locales 12/01/2017
Si bien se plantaron 1.500 ejemplares entre febrero de 2016 a la fecha, Rafaela perdió aproximadamente 700 ejemplares en las últimas dos semanas. Ayer, funcionarios municipales y provinciales recorrieron la ciudad preocupados por el arbolado público.
Ampliar
FOTO PRENSA MUNICIPAL MUCHAS BAJAS. En los últimos dos temporales cayeron alrededor de 700 árboles. Esto se suma a los 800 que se derribaron en febrero de 2016 y a los que la Municipalidad quitará.
"Estos fenómenos que antes eran extraordinarios, que se daban una vez cada 20 años, ya dejaron de ser extraordinarios para ser una cosa cotidiana. Hemos tenido cuatro eventos de esta magnitud en menos de un año", decía ayer el secretario de Servicios y Espacios Públicos de la Municipalidad de Rafaela, Daniel Ricotti en una recorrida con funcionarios provinciales, preocupados todos por la cantidad de árboles que cayeron nuevamente en la ciudad. Y no es para menos...
Sumando las dos tormentas fuertes que azotaron la semana pasada a nuestra ciudad, se contabilizaron alrededor de 700 árboles caídos, contando además aquellos que están "al borde" de caerse y aquellos que sí o sí van a terminar siendo extraídos en un tiempo no muy lejano por el daño que sufrieron tras el fenómeno.
700 ejemplares que se suman a los 830 que dejó la tormenta de febrero de 2016, acaso la más fuerte de las 4 que afrontó Rafaela en 11 meses. El cálculo supera los 1.500, pero como se explicó más arriba, hay muchos árboles que siguen siendo observados y que van a terminar siendo extraídos porque ya no se pueden más recuperar. 
En estos 11 meses, la Municipalidad llevó adelante un plan de forestación que incluyó la plantación de unos 1.500 ejemplares, que ahora se ven en desventaja con la cantidad que se cayeron. Ayer Ricotti dijo al respecto que "la idea es proponer un plan donde, aparte de poner en valor el arbolado público, tratemos de velar por el cuidado de las propiedades y las personas. Por eso, vamos a empezar un programa de extracción y reclamos un poco más ambicioso y que pueda dar respuesta a los reclamos de los vecinos, siempre de la mano de un programa de recambio más importante aún". 
Este fue el pensamiento principal de la recorrida de ayer, durante gran parte de la mañana, junto a María Quiñones, ingeniera agrónoma del área de la dirección de Recursos Naturales y Ecología del Ministerio de Medio Ambiente de la provincia. 
Mucho se ha hablado en la ciudad de la poda de los árboles, donde en esta semana que pasó pareció ser que muchos entendieron cómo darle forma a los árboles. Algunos con un poco más de coherencia, otros quizá hablando desde el enojo que le provocó la caída de algún ejemplar. Lo concreto, es que esta recorrida sirvió para conocer un poco más estos inconvenientes. 
La idea, según lo manifestaron los propios protagonistas, será trabajar en conjunto con todas las instituciones y con cualquier profesional que desee sumarse. "Hasta si es necesario, vamos a recurrir a ciudades del país o a otras fuera del país que haya tomado esta importante tarea de repensar una nueva ciudad", dijeron. 

Te puede interesar