Atraparon a Garnero con perros y policías

Policiales 09/01/2017
La detención podría considerarse el fin de esta búsqueda policial, pero el comienzo de un largo derrotero judicial si es que el joven es considerado imputable -padece adicción a las drogas y problemas psiquiátricos-. El caso concitó la atención de los grandes medios nacionales.
Ampliar
FOTO REDES SOCIALES DETENCION. Tras la búsqueda, el hombre lucía deteriorado; estaba mojado, embarrado, picado por los mosquitos y agotado.

Finalmente Alejandro Garnero, el hombre de 38 años acusado de matar a golpes en la cabeza a su propia madre en la ciudad de El Trébol, y que se hallaba prófugo de la justicia desde hace dos días, fue detenido en el mediodía de ayer, en un maizal ubicado en un campo de sus padres, acorralado por la policía y perros especialmente entrenados llegados desde Rosario.
En lo que podría considerarse el fin de esta búsqueda policial, pero el comienzo de un largo derrotero judicial si es que el joven es considerado imputable -padece adicción a las drogas y problemas psiquiátricos-; Alejandro Garnero fue hallado en el campo que su familia tiene a 12 kilómetros al sudeste de esa ciudad, dio a conocer el portal El Trébol Digital, sobre un caso que concitó la atención de los grandes medios de todo el país.
Garnero, cuyo sobrenombre es “Liendo”, está seriamente comprometido por la muerte brutal de su madre a golpes en la cabeza, Gloria Brero de Garnero de 65 años.
Si bien el sujeto fue hallado por personal policial de la Unidad Regional XVIII con asiento en Sastre y de la Comisaría 4ª de El Trébol, es “vox populi” en la ciudad que nada de esto hubiese sido posible sin la invalorable ayuda de la Unidad Canina de Bomberos Zapadores de la ciudad de Rosario, que olfatearon y siguieron los rastros hasta dar con el escondite de Garnero.

CANSADO Y
EMBARRADO

Según relata el referido portal trebolense; Alejandro, al ver al personal ingresar al campo, intentó escapar por los maizales.
Estaba en la vivienda cuando se dio cuenta que el personal policial ingresaba al área. “Había olor a marihuana”, señaló uno de los efectivos.
Dos de los cuatro perros de la Unidad Canina de Bomberos Zapadores “apuntaron” a la vivienda y marcaron luego un camino que lleva a los maizales. Fue entonces cuando dos efectivos de la policía lo vieron escondido y comenzó una persecución.
“Corrió hacia el camino, pero lo agarramos rápido”, confió uno de los efectivos al citado portal trebolense.
Garnero llevaba con él tres mochilas, en una tenía un cuchillo. “Había muchos cuchillos y un puñal en la casa y en el lugar donde habita el empleado”, contó el agente policial.
Al ser atrapado no opuso resistencia. Estaba mojado, embarrado, picado por los mosquitos y lucía agotado.
Once hombres trabajaron en el operativo, que comenzó a las 12 del mediodía, siendo detenido a las 14:20 de la víspera.
El hombre fue trasladado a la Comisaría de El Trébol, donde quedó a disposición de la fiscal de la causa, Dra. Cristina Ferraro.


Te puede interesar