Sigue prófugo el hijo de la arquitecta

Policiales 08 de enero Por
PARRICIDIO EN EL TREBOL
FOTO RADIO EL TREBOL LA CASA DONDE OCURRIO EL ATAQUE. La escena del crimen fue preservada por la policía.
FOTO RADIO EL TREBOL LA CASA DONDE OCURRIO EL ATAQUE. La escena del crimen fue preservada por la policía.
Investigadores de la Unidad Regional XVIII con asiento en Sastre, cabecera del departamento San Martín, realizaron el viernes varios rastrillajes en la zona rural de El Trébol para dar con Alejandro Garnero, el hombre de 38 años del que nada se sabe desde la noche del martes, cuando su madre apareció salvajemente golpeada dentro de la casa familiar en esa localidad del centro oeste santafesino.
Recordamos que un día más tarde la mujer falleció en el Sanatorio Británico de Rosario y el viernes a la mañana, después de una misa en la parroquia San Lorenzo Mártir, una multitud despidió a la querida arquitecta Gloria Brero de Garnero, quien tenía 65 años, y bien ganado el respeto, cariño y consideración de la comunidad trebolense.

PROFUGO
Luego de que la jueza Ferrara de Santa Fe -a cargo de la causa- cambiase la calificación penal del legajo de “Lesiones gravísimas de carácter reservado” a “Homicidio calificado por el vínculo”, y dictase la orden de captura para Alejandro Garnero; tras intensas 48 horas de búsqueda, el hijo de la arquitecta asesinada y principal sospechoso del brutal crimen sigue sin aparecer.
Según relató el portal El Trébol Digital en la víspera, los patrullajes se intensificaron en toda la ciudad, se realizaron operativos en campos y viviendas, pero aún no hay indicios de su paradero.
La última vez que había sido visto, fue por vecinos, en la noche del miércoles en cercanías a su casa.
Mientras tanto su familia declaró ante la Justicia en la mañana del jueves. Tanto estas declaraciones como el resultado de la autopsia habrían sido determinantes para iniciar la búsqueda del fugitivo hijo.
Cabe destacar que además de Gloria, la familia Garnero la conformaban su esposo Raúl, dedicado a tareas agropecuarias, y tres hijos: Alejandro, de 38 años, Carolina, de 36, y María Sol, de 28. Todos ellos se mantuvieron alejados de los medios.

SOBRE
ALEJANDRO

Según es conocido en El Trébol y lo mencionase La Capital de Rosario, los Garnero siempre fueron "una familia muy buena que siempre lidió con el problema de tener un hijo que cayó en desgracia", indicó un allegado a la familia en relación a Alejandro, quien tuvo desde la adolescencia problemas de adicciones.
También en las redes sociales se habló mucho sobre el caso. Hubo quienes apuntalaron la teoría de que Alejandro, de quien no se conoce empleo o actividad de sostén, ya había protagonizado hechos de violencia contra sus padres: "Es que nunca afrontaron el problema que tenían en el seno familiar, por el contrario, siempre intentaron ocultarlo. Era un secreto a voces y todo el pueblo sabía que ese muchacho era problemático. Siempre hizo todo mal", lamentó un comerciante.
Por último uno de los investigadores que buscan a Alejandro, dijo el viernes que: "creemos que está en la zona rural pero el clima, el mal estado de los caminos y la cantidad de maizales altos que hay dificultan las tareas de rastrillaje".
Resta esperar hasta cuando se mantendrá esta tensa espera.

Te puede interesar