Producción de biocombustibles creció un 43,7% hasta octubre

Suplemento Rural 05/01/2017
Leer mas ...
La producción de biocombustibles aumentó 43,7% en los primeros diez meses del 2016 en forma interanual, al sumar 2,2 millones de toneladas, informó hoy el Ministerio de Agroindustria de la Nación. Mientras, entre enero y octubre de 2016 la producción de biodiésel alcanzó las 2.225.292 toneladas, en el mismo período de 2015 había sumado 1.547.944 toneladas.
Según el último reporte de la Subsecretaría de Bioindustria del Ministerio de Agroindustria, el crecimiento del sector "se ha dado principalmente por el aumento del corte en el mercado y una exportación muy consolidada.
"El incremento se apoyó en tres pilares: la generación de energía eléctrica, el consumo del transporte de pasajeros y la decisión del Gobierno de avanzar en los protocolos de certificaciones de sustentabilidad", destacó Agroindustria, en un comunicado.
Además, puntualizó que la consolidación del mercado interno de bioetanol vino de la mano del aumento de 10 a 12% en el corte, con lo que se incorporaron más de 160 millones de litros anuales a las naftas, "que significó un importante impulso al sector, que genera 50 mil empleos entre directos e indirectos en Tucumán, Salta y Jujuy".
El Ministerio resaltó que durante 2016 "se abrieron las puertas de los Estados Unidos, que se convirtió en el principal mercado de destino del biodiésel argentino junto a Perú y Panamá".
El total de envíos hacia los Estados Unidos ascendió a 1.349.752 toneladas por 948.375.439 dólares para el período enero-octubre, según la información oficial. Para potenciar el sector, a fines del año pasado el Poder Ejecutivo Nacional prorrogó las exenciones de impuestos a los biocombustibles hasta el 31 de diciembre de 2017.
La medida prorrogó desde el primero de enero hasta el 31 de diciembre de 2017 la vigencia del tratamiento dispuesto para el biodiésel combustible y el biodiésel puro por el artículo 4° del Capítulo I del Título III de la Ley N° 23.966 sancionada y promulgada en agosto de 1991.
Allí se establece que ni las alconaftas ni el biodiésel serían gravados con impuestos de la manera en que sí sucede con los demás combustibles líquidos.
Si bien las alícuotas para los gravámenes de la compra y venta de combustibles son detallados en ese artículo, se aclara que para estos dos productos "el impuesto estará totalmente satisfecho con el pago del gravamen sobre el componente nafta (alconaftas) o gasoil u otro componente gravado (biodiésel)".
La producción argentina de biodiésel representa actualmente el 9% del total mundial, estimado en 30 millones de toneladas, y el país ocupa el cuarto puesto en el ranking global.
Según la cámara del sector (Carbio), esto representa un aumento del 50% respecto del 2015, y tiene que ver con el incremento de las exportaciones (contabilizadas en más de un millón y medio de toneladas) y el consumo interno (más de un millón de toneladas).
En 2016 este conflicto se resolvió a través de la Organización Mundial de Comercio (OMC), que hizo lugar al reclamo argentino.

Te puede interesar