Gran Rafaela

Editorial 03/01/2017
Rafaela encabeza la tercera área metropolitana de la provincia, luego de Rosario y Santa Fe.
Muy rápidamente se ha avanzado en la constitución de la plana directiva del Ente de Coordinación Metropolitana Gran Rafaela, un organismo que será fundamental en el futuro desarrollo e integración de una amplia zona que girará en torno de nuestra ciudad como cabecera, desde que a mediados de octubre se firmara el convenio constitutivo hasta que ahora, exactamente dos meses después, quedara integrado el Directorio, el Consejo de Gobierno y el Consejo de Fiscalización, quedando sólo por cubrir la Secretaría Ejecutiva, único cargo rentado del organismo. En este inicio, el intendente Luis Castellano fue designado para presidir el Consejo, que además integran todos los mandatarios de localidades que lo conforman, junto a un representante del gobierno provincial, en tanto que el Directorio es también encabezado por Castellano, quien estará acompañado por el intendente de Sunchales, Gonzalo Toselli en la vicepresidencia; siendo las vocalías para los presidentes comunales Alejandro Ambort de Susana, Sebastián Rancaño de Santa Clara de Saguier y Fabio Sánchez de Ataliva, cargos renovables cada dos años, cabiendo destacar además que en este comienzo se buscó el pluralismo partidario entre los integrantes, establecido en la ley provincial de Areas Metropolitanas, con lo cual se aspira a asegurar el mayor equilibrio en los aspectos territoriales, ya que de este organismo dependerán muchas de las nuevas obras que se gestionen, que si bien seguirán contando con la financiación de fondos provenientes de los gobiernos provincial y nacional, o bien de préstamos internacionales, políticamente estarán atadas a las decisiones del Gran Rafaela.
También se resolvió días pasados la constitución del Consejo de Fiscalización, recayendo la responsabilidad en los presidentes comunales Gonzalo Aira de San Vicente, Fabio Barbero de Ramona y Adrián Sola de Tacural, cuyo objetivo será el de revisar las cuentas, auditar al organismo y todo lo relativo a las tareas de control y transparencia, lo cual contribuirá para afianzar la marcha del nuevo organismo.
La finalidad de este Ente que funcionará en forma conjunta y armónica -así se confía- entre la Provincia y todas las ciudades y pueblos que lo integran, cobija miradas hacia el mediano y largo plazo, pretendiéndose su consolidación como manera de trabajo por encima de las circunstanciales coyunturas políticas, que tantas veces suelen convertirse en obstáculos más difíciles de superar que los realmente complicados. Se trata sin dudas de un mecanismo de avanzada en la forma de gobernar, tomando el modelo y experiencias que existen en el mundo desarrollado, siendo una razón de mucho peso y significación para los organismos multilaterales de crédito, lo cual les adjudicará una sensible ventaja a los proyectos que se generen desde aquí y que busquen financiación en el mundo.
En ocasión de su anuncio, siguiendo lo ya acontecido con anterioridad con las áreas metropolitanas Gran Rosario y Gran Santa Fe, siendo Gran Rafaela la tercera de la provincia y ubicando a la bota santafesina en situación de vanguardia, el intendente Castellano había sostenido “abre una ventana al futuro de una manera diferencial y potencia a nuestra región y a nuestra área metropolitana de una manera especial”, mientras que Toselli, el intendente de la otra ciudad del Area en cuestión, dijo “lo que suscribimos hoy ratifica una situación de hecho que existía y que nos tiene que llevar a trabajar de manera organizada y con mucha más confianza, que es un valor fundamental para poder avanzar. Cuanto más solidarios seamos cada uno de nosotros en representación de nuestras comunidades, más nos vamos a beneficiar de este trabajo conjunto”.
La ley provincial correspondiente, que dio marco normativo a esta iniciativa, define como área metropolitana a toda una unidad geográfica constituida por una ciudad central y las ciudades o comunas circundantes, entre las que se mantienen estrechas vinculaciones de orden físico, económico, social y cultural, y cuyos gobiernos locales manifiestan la voluntad de organizarse a través de un órgano de coordinación.

Te puede interesar