Fue reabierta la denuncia de Nisman contra Cristina Kirchner

Nacionales 30/12/2016 Por
La Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal dispuso reabrir la causa por la denuncia que presentó el fiscal fallecido contra la ex Presidenta y otros funcionarios. El tribunal dispuso apartar de la investigación al juez Daniel Rafecas y a los camaristas Eduardo Freiler y Jorge Ballesteros.
FOTO ARCHIVO NISMAN./ Los jueces Figueroa, Borinsky y Hornos hicieron lugar al recurso presentado.
FOTO ARCHIVO NISMAN./ Los jueces Figueroa, Borinsky y Hornos hicieron lugar al recurso presentado.
BUENOS AIRES, 30 (NA). - Luego de una larga pulseada judicial y política, la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal dispuso ayer la reapertura de la causa por la denuncia que presentó el fiscal fallecido Alberto Nisman contra la ex presidenta Cristina Kirchner y otros funcionarios.
El tribunal dispuso además apartar de la investigación al juez federal de primera instancia Daniel Rafecas y a los camaristas federales Eduardo Freiler y Jorge Ballesteros.
Los jueces Ana María Figueroa, Mariano Borinsky y Gustavo Hornos hicieron lugar al recurso de Casación de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), la tuvieron por parte querellante y revocaron la resolución de la Sala I de la Cámara Federal para que se sustancie la investigación.
Además, apartaron "a los jueces federales intervinientes por haberse expedido sobre el fondo del asunto y en garantía de imparcialidad", en alusión a Rafecas, Freiler y Ballesteros, quienes habían desestimado la apertura de una investigación en dos oportunidades, informó el Centro de Información Judicial (CIJ).
Los hechos denunciados no permiten descartar de plano la posible comisión de ilícitos, debiendo ponderarse elementos de prueba previamente para su desestimación, señala la resolución.
La decisión supone un nuevo golpe para la ex Presidenta, quien ya fue procesada en la causa por la venta de dólar futuro en el último tramo de su Gobierno y por el direccionamiento de obra pública por los jueces Claudio Bonadio y Julián Ercolini.
La hipótesis acusatoria de la DAIA, que reprodujo la denuncia de Nisman, estaría relacionada con una maniobra dirigida a reanudar las relaciones comerciales de la Argentina con Irán, a cambio de la impunidad de los imputados iraníes en la causa que investiga el atentado a la AMIA del 18 de julio de 1994.
La denuncia de Nisman había sido dos veces desestimada por Rafecas, decisión que fue en ambas oportunidades ratificada por la Cámara Federal y por el fiscal de la Casación, Javier De Luca, en una pelea en la que hubo una clara división entre jueces y fiscales cercanos o alejados al kirchnerismo.
Por eso sorprendió que el fallo tuviera unanimidad en algunos ejes, debido a que Figueroa había sido acusada de estar detrás de maniobras para impedir la investigación.
La jueza planteó sin embargo alguna disidencia: consideró que la denuncia de Nisman no era razonable y, si bien aceptó como querellante a la DAIA, dijo que la causa debía abrirse sin participación del Ministerio Público Fiscal, porque De Luca -el fiscal de Casación- planteó su desestimiento.

CUATRO DIAS ANTES 
Nisman había presentado la denuncia cuatro días antes de aparecer muerto en su departamento de Puerto Madero por presunto encubrimiento del atentado contra la AMIA.
Basado en el Memorándum de Entendimiento con Irán y sobre la base de escuchas telefónicas, Nisman denunció a la expresidenta, el excanciller Héctor Timerman, el diputado Andrés Larroque, Luis D’Elía, Jorge Alejandro "Yussuf" Khalil, el exjuez Héctor Yrimia, Ramón "Allan" Bogado y el líder de Quebracho, Fernando Esteche.
La resolución seguramente será recurrida por la defensa de los imputados o el propio fiscal De Luca ante la Corte Suprema, aunque más allá de eso, se espera que este viernes se sortee el magistrado que quedará al frente del expediente en reemplazo de Rafecas.
El nuevo juez saldrá de María Romilda Servini, Sebastián Ramos, Ariel Lijo, Marcelo Martínez de Giorgi y Sergio Torres, quienes están de turno con los sorteos que ingresan a la Cámara Federal.
Si bien Nisman había sostenido en su acusación que el encubrimiento a los iraníes imputados de haber volado a la AMIA estaba basado en un acuerdo comercial, nuevas revelaciones periodísticas indicaron que -de haber existido- el pacto tenía como eje un acuerdo para el desarrollo nuclear iraní con el gobierno venezolano de Hugo Chávez como intermediario.
Todo eso es lo que la Justicia deberá investigar en caso de que la resolución de la Sala I quede firme.
El fallo vino precedido de una fuerte tensión política por quiénes serían los integrantes del tribunal, teniendo en cuenta que Hornos y Borinsky son suplentes en la Sala I y fueron removidos de esa conformación para 2017, aunque finalmente ratificados para intervenir en este caso junto con Figueroa.
La DAIA logró la apertura de la investigación al presentar este año nuevas pruebas, sobre la base de un diálogo telefónico entre Timerman y el entonces presidente de la AMIA, Guillermo Borger, que a su vez generó otra causa por "traición a la patria", que avanza en el juzgado de Claudio Bonadío.

Te puede interesar