Lluvias que complican la campaña

Rural 29/12/2016
AGRICULTURA
Ampliar
FOTO ARCHIVO GIRASOL. Comenzaron a cosecharse los primeros lotes en nuestra provincia. FOTO BCSF SOJA DE SEGUNDA. Las estadísticas de la oleaginosa.
Ayer se conoció el informe semanal sobre el clima y los cultivos del Centro – Norte santafesino, que detalla un cierre de año con excesos hídricos y algunas complicaciones. Eso se concluye en el trabajo de la Bolsa de Comercio y el Ministerio de la Producción de la Provincia.
Los pronósticos y probabilidades estuvieron caracterizados por inestabilidad climática, altas temperaturas y el paso de frentes de tormenta. Los mismos se evidenciaron en todos los departamentos del área, registrándose precipitaciones con montos pluviométricos de importancia, generando un acumulativo que superó los 200 mm en los departamentos Castellanos, Las Colonias y La Capital, con un muy alto porcentaje de cobertura y con una duración que fluctuó de uno a cuatro días.
Situación ambiental que condicionó y detuvo las actividades que se venían realizando, fundamentalmente el proceso de siembra de soja de segunda, sorgo granífero, algodón y lotes de maíz de segunda. Para este las condiciones se presentaron muy favorables fortaleciendo las intenciones de siembra para esta campaña, situación que será regulada por las condiciones climáticas.

CULTIVOS

De acuerdo a lo que indica el informe basado en el Sistema de Estimaciones Agrícolas, en el centro norte del departamento General Obligado se cosecharon los primeros lotes de girasol, interrumpido por las precipitaciones ocurridas. El rendimiento promedio fluctuó entre 13 a 16 qq/ha.
Los cultivares continuaron su desarrollo sin inconvenientes, manteniendo buenos indicadores como fueron la uniformidad de los lotes, muy buen stand y estructura de las plantas, evidenciando un estado general de bueno a muy bueno, con lotes puntuales excelentes, en un 80%. Un 15% mostró estado bueno y el 5 % restante estado regular. Expresando algunos problemas por excesos hídricos, volteo de planta y cierta heterogeneidad en los lotes. Situación que cobró mayor importancia y preocupación ante las lluvias ocurridas y los futuros pronósticos de inestabilidad climática.
Se observaron síntomas de ataque de palomas y cotorras en los cultivares más avanzados.
En tanto los cultivares de maíz temprano están en su período crítico de llenado de grano y mostraron muy buena respuesta, como consecuencia de la buena disponibilidad de agua útil en los perfiles de suelos en un 90% de lo implantado, observándose un estado general de bueno a muy bueno con lotes excelentes, consolidando expectativas muy alentadoras en los futuros rendimientos.
El porcentaje restante se presentó de bueno a regular, lo que reveló lotes con limitantes productivas ya sea por sus posiciones topográficas o por ser suelos de baja aptitud para dicho cultivo.
Por su parte la intención de siembra de sorgo granífero se estimó en 65.000 ha, una disminución aproximadamente de 5.000 ha en comparación a la superficie sembrada la campaña anterior.
El proceso de siembra logró un 60 % en su grado de avance, lo que representó aproximadamente unas 39.000 ha, el mismo se fue concretando en todos los departamentos del área de estudio. Cabe mencionar que una importante superficie fue sembrada en primera instancia con sorgo forrajero, en particular en los sistemas productivos mixtos para disponer de una buena base de oferta forrajera y cubrir necesidades en este período estival.
Los cultivares implantados se han desarrollado sin inconvenientes bajo buenas condiciones, con buen crecimiento y desarrollo, con uniformidad de lotes y buenas estructuras de las plantas.

AVANZA LA SOJA

Los cultivares de soja de primera presentaron un estado general de bueno a muy bueno, desarrollándose con óptima disponibilidad de agua útil en la cama de siembra y con temperaturas medias diarias normales para este período.
Se observó en los distintos departamentos: buena germinación, normal desarrollo y crecimiento, con presencia de malezas resistentes; continuo nacimiento de yuyo colorado y rama negra, tema de permanente monitoreo y evaluación por los escapes a los diversos tratamientos aplicados. Se comenzaron a realizar controles ante la presencia de huevos y el nacimiento de las primeras larvas de bolillera, que afectan los brotes del cultivo. También se registró la presencia de orugas medidoras
Además el proceso de siembra de soja de segunda logró un 82 % en su grado de avance, lo que representó aproximadamente unas 451.000 ha, sobre una intención de siembra para esta campaña 2016/2017, de aproximadamente unas 550.000 ha, en relación a la campaña anterior presentó un retraso de 3 puntos.
La siembra se desarrolló de manera normal y sin inconvenientes, interrumpiéndose por las precipitaciones registradas en la semana, la que se reanudará en días, de acuerdo a las condiciones de piso y al porcentaje de humedad en la cama de siembra.
Ante nuevos pronósticos de inestabilidad climática con precipitaciones se estima que la misma podría culminar sin cubrir las intenciones, analizándose posibilidades de opción de otro cultivo.

Te puede interesar