Naturaleza y Espíritu

Carta de Lectores 28/12/2016
Leer mas ...
Sr. Director: 

Naturaleza y Espíritu constituyen los dos conceptos más grandes alumbrados por el pensamiento filosófico. Propia de la época moderna y más específicamente de la contemporánea, es la contraposición Naturaleza versus Espíritu que alcanza su punto cúlmine con René Descartes cuando afirma que el Espíritu terminaría por absorber a la Naturaleza. 
A la luz de la Física Cuántica en relación al origen y comportamiento de lo que llamamos Materia o Naturaleza, el dualismo cartesiano cuerpo-alma o naturaleza-espíritu, debería cuestionarse, como mínimo, en cuanto a contraposición y opuestos. 
Las neurociencias, por su parte derriban la frontera Cerebro-Mente, al considerarlos órgano y función respectivamente, cuyo origen es la evolución biológica de la especie humana.
Es importante, desde la situación histórica actual, pensar qué ensambla la naturaleza y el espíritu en el Universo. Necesitamos elaborar una cosmovisión a la altura de nuestro tiempo, capaz de explicar tanto el conocimiento científico como el conocimiento metafísico. 
Normalmente empleamos términos como Energía, Naturaleza, Dios, Espíritu, Mente, Conciencia, Luz, cada vez que nos referimos a lo que, entendemos, trasciende al mundo material.
Tal vez desde el punto de vista cotidiano no reviste importancia conocer el significado de cada uno de ellos, ya que la vida pasa por otro lado. Sin embargo, elaborar una cosmovisión acorde a los conocimientos actuales nos daría una nueva comprensión de nuestros deberes trascendentes como integrantes de una humanidad cambiante, donde nos cuesta aplicar los valores morales recibidos, con la consiguiente falta de esperanza y optimismo en la tarea de vivir. 
Se trata de entender el porqué y el para qué de la evolución. 

Susana B. F. Sánchez
DNI 10.636.304

Te puede interesar