Editorial

La Palabra 31/12/2016
Lo producido

Recuerdo que una vez le dije a mi hijo que si llegaba fin de año y al mirar hacia el camino recorrido no veía nada concretado, se iba a sentir incómodo, entonces tenía que ocuparse de gestionar durante los doce meses para que el período tuviera sentido. La edición de hoy tiene ese propósito, demostrar que cuando se hacen cosas, se generan situaciones deseadas, todo se disfruta, aun ante las vicisitudes y las complicaciones cotidianas. Pero el hecho de ser protagonistas nos permite realizarnos en lo personal, sentirnos útiles, compartir proyectos, ayudar al prójimo, crecer en lo más íntimo y valorarnos como personas. El aporte de nuestro entrevistado es una manera de resumir lo que nos sucede a la mayoría de los humanos, y reconocer que desde el altruismo, el balance del año transcurrido siempre nos lleva al resultado positivo.  

Raúl Alberto Vigini

[email protected]

Te puede interesar