Los jóvenes en 7 radios locales

Información General 27/12/2016
Se trata de una investigación académica a cargo de 4 alumnas de la Licenciatura en Comunicación Social de la UCSE DAR. Fueron consultadas cuatro radios comerciales: ADN (97.9), Galena (94.5), Unired (104.3), Universidad (97.3); y tres radios comunitarias: Radio Norte (92.3), Power (99.1), Tradiciones (97.9).
Las alumnas de 3er. año Camila Peter, Jesica Giraudo, Estrella Vercelli e Ivón Pronotti realizaron una investigación académica sobre "La radio y los jóvenes" en la cátedra "Periodismo radiofónico" de la Licenciatura en Comunicación Social de la Universidad Católica de Santiago del Estero (UCSE) Departamento Académico Rafaela (DAR), a cargo del docente Emilio Grande (h.). 

MARCO METODOLOGICO
* Pregunta problema: ¿Cuántos jóvenes trabajan en radios comunitarias y comerciales en Rafaela y qué rol/es desempeña/n en ellas?
* Técnica de recolección de datos:
-Selección de cuatro radios comerciales: ADN (97.9), Galena (94.5), Unired (104.3), Universidad (97.3); y tres radios comunitarias: Radio Norte (92.3), Power (99.1), Tradiciones (97.9).
-Entrevistas a jóvenes que trabajan en radios comerciales y comunitarias, y a los propietarios de las siete emisoras mencionadas. 
-Relevo de la cantidad de jóvenes que trabajan en las radios seleccionadas en relación al total de empleados de las mismas (especificando la diferencia cuantitativa entre radios comerciales y comunitarias). 
* Grupo etario: Hombres y mujeres entre 18 y 30 años.
* Objetivo general: Conocer el ingreso laboral de los jóvenes en radios comerciales y comunitarias de Rafaela. 
* Objetivos específicos: Determinar la cantidad de jóvenes que ejercen su labor en las radios investigadas. Investigar la predisposición de los propietarios, de las emisoras analizadas, en la contratación de jóvenes. Conocer cuáles son las tareas que desempeñan los jóvenes en las radios. Diferenciar las actividades en emisoras comunitarias y comerciales. Conocer qué importancia recibe el título universitario u otro tipo de formación profesional para acceder a un puesto. Comparar la diferencia etaria entre los empleados. Determinar qué edades prevalecen.

CONCLUSIONES 
En el trabajo de 60 páginas se destacan las siguientes conclusiones:
Con la información recopilada durante el desarrollo de la investigación y en respuesta a los objetivos planteados al comienzo del trabajo, llegamos a las siguientes conclusiones.
En primer lugar, con respecto a la cantidad de jóvenes que ejercen su labor en las radios analizadas, se puede determinar que en las radios comerciales, si bien se le da participación a principiantes, los equipos que trabajan en las emisoras aún están integrados, en mayor medida, por gente con experiencia en los medios y que supera la franja etaria estudiada (18 a 30 años) que representa, en promedio, el 35% aproximadamente. Esto no quiere decir que los propietarios de las FM no se encuentren interesados en las nuevas generaciones, sino que la cuestión es la situación económica desfavorable que está atravesando el país en este momento. La causa es que las pequeñas y medianas empresas mediáticas atraviesan dificultades en la venta de espacios publicitarios, que es su sustento, en un contexto de fuerte competencia por la presencia de varias FM en Rafaela.
En cuanto a las comunitarias, están abiertas a la incorporación de todas las personas que deseen acceder a un espacio de libre expresión, para ayudar a la comunidad desde su humilde posición como voceros de la opinión popular. En consecuencia, no es posible establecer un número exacto de jóvenes participantes. En comparación con las comerciales, las radios sin fines de lucro no tienen requisitos, siempre y cuando sean responsables y respetuosos, ni límites económicos a la hora de brindar un lugar a la juventud. Aún así, el porcentaje de jóvenes trabajando en ellas es menor.
Un aspecto para destacar es que el fácil dominio de las nuevas tecnologías y de los medios digitales que tiene la juventud, es lo que más genera interés en los directores de las emisoras a la hora de incorporarlos al staff de la radio, siendo estas comunitarias o comerciales.
En segundo lugar, teniendo en cuenta las tareas que desempeñan los jóvenes en las FM comerciales, determinamos que los puestos que ocupan, inicialmente, son producción, control técnico y administración de redes sociales y páginas web. Esto es así debido a que los directores prefieren formar a sus recursos humanos en tareas donde comprendan la dinámica del medio y se adapten a su nuevo espacio laboral. A su vez, los jóvenes, concuerdan con esta postura que favorece su formación e incrementa su experiencia para poder ocupar, con el tiempo, un lugar en la conducción u otros puestos superiores.
En cambio, quienes dirigen las radios comunitarias eligen voces frescas y nuevas para estar frente al micrófono y encuentran en las generaciones recientes esta característica. De esta forma, consideran que el compromiso social, la voluntad y las ganas de aprender son suficientes para ocupar cualquier función.
Por último, el título en Comunicación Social o en Periodismo es importante, pero no es una condición excluyente en ninguno de los casos estudiados. Coordinadores de las radios coinciden en que la teoría es un gran apoyo, pero lo más importante es aplicarla a la práctica con vocación y empeño. Sin embargo, pudimos advertir que la mayor parte de los entrevistados en radios comerciales tenían estudios iniciados en algunas de las carreras mencionadas. Por esto concluimos que en este tipo de emisoras la formación profesional tiene mayor peso a la hora de la decidir a quién contratar.

TRABAJO ENRIQUECEDOR
En general, podemos decir que saldamos todas las dudas que teníamos, cumpliendo con todos los objetivos planteados en el comienzo de la investigación. Consideramos que fue un trabajo enriquecedor para nuestra experiencia pre profesional, ya que nos permitió conocer el funcionamiento interno y el ambiente laboral de las radios locales que en un futuro pueden representar una salida laboral.
También, el hecho de estar frente a dos tipos de radios tan diferentes, es lo que hace que uno comprenda la vocación con la que se mueven las personas que trabajan allí. Siempre se trata de un mismo medio de comunicación, pero este puede tener dos orientaciones completamente distintas, regalando experiencias y satisfacciones diferentes.
Por un lado, en una radio alternativa, el principal objetivo es promover la solidaridad. En radio Norte, su director, Ricardo Vivas, dijo que lo suyo se trata de una radio de “trabajo social”, en la cual uno se desempeña con cariño y respeto. En tanto, la directora de Tradiciones, Claudia Quiroga, afirmó que lo que interesa es el proyecto que tenga la persona para volcarlo a la comunidad.
Este tipo de emisoras, no tiene límites económicos ni bandera política como dijo Juan Quinteros, de Power. Es un medio que permite firmemente ayudar y expresar lo que uno cree, piensa o siente sin la obligación de seguir una línea editorial. Personalmente, a nosotras nos despertó admiración y orgullo porque en este tipo de radio realmente uno dedica su tiempo a colaborar con el otro, no hay un salario ni una recompensa, pero hay amor y verdadera libertad de expresión. En fin, la palabra se democratiza y los que no tenían voz ahora la tienen.
Por otro lado, la radio comercial alude más al ámbito informativo, de deportes o entretenimiento. Y si bien no se habla de censura, siempre hay una línea editorial que respetar. De aquí la importancia a la hora de incorporarse a determinado medio, de estar de acuerdo con la ideología que allí impera.
La radio comercial surgió primera, es la tradicional y de la mano de ella nacieron grandes periodistas y locutores con años de antigüedad que no se arrepienten del camino elegido, guardando en su memoria grandes reportajes, entrevistas y noticias. Este tipo de emisoras es la más reconocida, la más compañera porque todos escuchamos alguno de sus programas estando en el auto, en el trabajo o en casa. Por lo tanto, logra establecer una relación estrecha con el oyente.
Para nosotras, conocer el funcionamiento de este segundo tipo de emisoras, nos sirvió para observar cómo se llevan a la práctica todos los conocimientos adquiridos en la universidad, sentir la vocación de los jóvenes que se desenvuelven allí y que creen en la capacitación constante como en la experiencia para lograr un mejor trabajo. Se puede decir, que nos sentimos identificadas con ellos, chicos estudiantes que trabajan y a la vez aprenden.
A modo de cierre, tanto la radio comercial como la comunitaria son excelentes fuentes de trabajo pero con fines diferentes por lo que depende del perfil profesional de quien quiera incorporarse, elegir cuál medio es el mejor. En cada una de las entrevistas, quienes hablaron lo hicieron con pasión: en la comunitaria recalcaban el trabajo social que podían hacer, mientras que en la comercial, si bien reciben un salario, todos repararon en el amor, en la responsabilidad y energía con la que desempeñaban su labor.

Te puede interesar

Te puede interesar