Defensor de derechos gays

Información General 27/12/2016
GEORGE MICHAEL
LONDRES, 27 (AFP-NA) Por Dario Thuburn. - George Michael mantuvo en secreto durante mucho tiempo su homosexualidad pero, estimulado por su coming out a fines de los años 1990, el cantante británico terminó comprometiéndose públicamente en la defensa de los derechos de los gays.
El artista, fallecido el domingo a los 53 años, recién reveló su homosexualidad en 1998 -tras 20 años de carrera-, luego de haber sido detenido por atentado al pudor en baños públicos de Los Ángeles (Estados Unidos).
Secreto a voces en el mundo del espectáculo, sin embargo, su orientación sexual no era conocida hasta entonces por el gran público. Más tarde diría que no quiso hablar del tema mientras viviera su madre.
"Para los padres en los años 1980, ser gay frecuentemente equivalía a ser seropositivo (por VIH)", se justificaría en 2007 durante una entrevista con la BBC Radio.
"Mi madre aún vivía y hubiera sido una pesadilla cotidiana para ella pensar que yo pudiera estar afectado" por el virus, añadía el artista, quien dice haberse realizado como gay hacia fines de los años 1980.
"En la época, los tabloides eran terribles con las personalidades homosexuales", explica Peter Tatchell, uno de los principales militantes británicos por los derechos gays, para quien Michael no temía solamente la reacción de su madre. "Eran denigrados y mancillados. Ser gay era visto como un escándalo y una vergüenza", añade.
Peor: la explosión del sida condujo, según Tatchell a un endurecimiento de la homofobia. "El gay-bashing (ataque) y el asesinato de homosexuales explotaron. Era una época terrible para los gays, y aún más para las figuras públicas", asegura.
"Si George hubiera revelado su homosexualidad en aquel momento, quizás hubiera podido luchar contra esto", juzga Tatchell. "Pero, comprendo muy bien porqué no lo hizo", aclara.
Durante un concierto en Rio de Janeiro en 1991, el británico de origen griego conoció a Anselmo Feleppa, un modisto brasileño quien se convertiría en su primer gran amor.
"Es muy difícil reivindicar tu sexualidad en tanto esta no te brinda ninguna alegría, pero eso se vuelve menos duro una vez que has encontrado el verdadero amor", confiaba el cantante en una entrevista al Huffington Post.
Al cabo de seis meses de relación, el brasileño se entera que es seropositivo (por VIH), lo que fue un gran shock para Michael. "No podía pasar por esa prueba junto a mi familia puesto que no sabía como decírselo. Inclusive, no sabían que yo era gay. Tampoco podía hablarlo con mis amigos más cercanos, porque Anselmo no quería que lo hiciese", señalaba.
Su compañero falleció en 1993 a causa de una hemorragia cerebral provocada por el virus. "El cielo me lo dio/ El cielo me lo quitó/ Me sonreíste/ Como Jesús a un niño", cantaría en 1996 Michael en "Jesus To A Child", un homenaje a Anselmo. "Para mis fans y quienes realmente escuchaban la letra, tenía la impresión que intentaba comunicarles mi coming-out", dirá más tarde.
El elemento desencadenante finalmente será su detención en 1998 en Los Angeles: "un acto deliberado desatado por mi inconsciente", explicaría a la BBC, lamentando no haber revelado antes su homosexualidad.
"No creo que hubiera hecho la misma carrera -quizás mi ego no habría estado satisfecho en todos los aspectos-, pero sin lugar a dudas hubiera sido un hombre más feliz", juzgaría posteriormente.
El año de su salida del placard, el británico comenzó a comprometerse públicamente con la causa homosexual, ayudando a la realización de un documental en el que se hacían los retratos de seis jóvenes afectados por el VIH.
Lejos de los focos, el artista también financiaba al Terrence Higgins Trust, una organización británica de lucha contra el VIH. "Sus donaciones contribuyeron a forjar una visión del mundo en la que la gente afectada por el VIH vive con buena salud, al margen de prejuicios y discriminaciones", comentó este lunes la organización en su cuenta en la red Facebook.

Te puede interesar