Osvaldo Marconi: un zapatero de barrio

Información General 26 de diciembre Por
Leer mas ...

(Por Kuki Pieroni). - Osvaldo, hijo de Santos Marconi y Hercilia Galotti (fallecidos), nació y se crió junto a sus padres en el barrio Central Argentino, hoy Sarmiento. Sus familiares fueron de los primeros pobladores y durante muchos años vivieron allí.
Osvaldo desde muy jovencito aprendió el oficio de zapatero junto a su tío, Juan Marconi, tenía instalado su negocio en Av. Italia al 600, la especialidad de este era la fabricación de zuecos con suela de madera y en la parte superior cuero, que se usaban en los años '40 en los tambos, fábricas, etc., hasta que fueron reemplazados por las botas de goma, también hacía botas de cuero a medida y a pedidos de los clientes.
Fallecido su tío en el año 1944, Osvaldo continúa con el oficio instalándose en la casa de sus padres en calle España al 700, en un pequeño galponcito en el fondo del patio, para más adelante pasar a trabajar en un local al frente de la casa.
El trabajo consistía en todo lo relacionado al arreglo de calzado.
Osvaldo, quilmeño de toda la vida, jugó en todas las divisiones inferiores del club hasta llegar a primera, retirado de las canchas fue director técnico con mucho éxito.
A la zapatería concurrían los amigos futbolistas, allí la conversación estaba relacionada a todo lo acontecido los domingos en las canchas, y cómo se desarrollarían los próximos encuentros.
A estos se los veía llegar con los botines para arreglarlos y generalmente hacerles un cambio de tapones en las suelas, porque en esa época eran de cuero, cómo se recordará eran tapitas de cuero superpuestas y clavadas en forma reglamentaria.
Osvaldo fue un destacado deportista, aparte del fútbol en el patio había instalado un ring donde algunos practicaban boxeo, todo entre amigos, sin llegar a las competencias.
Entre los jugadores y amantes al fútbol que lo visitaban a diario se los recuerda al Negro Guillermo Ramos, Elías y Juancito David, Bambi Frana, Osvaldo Vasquez,Tito Compagnucci, entre tantos otros
Después de muchos años resuelve dejar el oficio, junto a su esposa Norma se dedica a la gastronomía con gran éxito hasta su jubilación.

Te puede interesar