"La Navidad nos abre a lo trascendente y gozoso"

Información General 24 de diciembre Por
Expresa el obispo Fernández a LA OPINION y pregunta en voz alta: ¿Cómo puede ser que haya gente en este país que no pueda recurrir a la salud, al trabajo, la educación? Condena los delitos de abuso a los menores.
FOTO J. BARRERA FERNANDEZ./ "Pedimos a Dios que ayude a los argentinos para vivir como hermanos".
FOTO J. BARRERA FERNANDEZ./ "Pedimos a Dios que ayude a los argentinos para vivir como hermanos".
Con motivo de la Navidad que celebramos esta noche, este cronista de LA OPINION entrevistó al obispo diocesano Luis Fernández, quien reflexiona sobre el sentido de la Nochebuena, en el que Jesús nace en un pesebre de Belén para cambiar los corazones de las personas, en un contexto nacional en el que 1 de cada 3 argentinos es pobre.
-¿Cuál es el mensaje navideño en una crisis compleja en la Argentina y el mundo?
-Uniéndonos al mensaje de los obispos en Argentina como al del Papa en esas audiencias tan lindas de la Navidad, es un mensaje esperanzador a los creyentes desde la fe profunda porque es momento de abrirnos a Dios y no esperar tanto de nuestras soluciones y fuerzas. La Navidad nos abre a lo trascendente y a un anuncio gozoso que no viene de este mundo sino de lo alto; es el anuncio que recibió la Virgen, es confiar en Dios porque las promesas se hacen largas y no se cumplen nunca. En la Navidad las promesas anunciadas durante tantos siglos al final llegaron a cumplirse. Dios envía al mundo lo mejor que tiene, que es su propio hijo, nos enseña el desprendimiento y viene a este mundo el verdadero Dios en la humildad, la sencillez, se abaja para que el hombre alcance la plenitud de vida para creer verdaderamente en la justicia y vivir en paz frente a una crisis tan grande, a una Argentina que nos llama la atención donde de cada 3 argentinos 1 pase hambre. ¿Cómo puede ser que haya gente en este país que no pueda recurrir a la salud, al trabajo, la educación, para estar a la altura de un mundo que requiere conocimiento? Mirar el pesebre y al Niño Dios que viene para llenarnos de confianza y esperanza; pedirle que ayude a la Argentina, a los que tienen decisiones más importantes como los políticos, los economistas, los grandes empresarios para que pongan su mirada en dar trabajo a la gente, con sueldos dignos y no la mezquindad de salvarme yo o querer solamente mirar mi posibilidad en la vida. Buscar entre todos, en el saber compartir, de no perder la alegría y la confianza. En la noche más sencilla y humilde fue la noche más gozosa donde María dio a luz, los pastores en su pobreza supieron reconocer al Hijo de Dios que abrió las puertas a este mundo. Le pedimos a Dios que abra las inteligencias y los corazones, ayude a los argentinos para vivir más como hermanos, con posibilidades para salud, educación, vivienda y trabajo digno.
-Respecto a los problemas del país, están los casos de abusos de menores por parte de algunos sacerdotes, siendo grave para la Iglesia y la sociedad.
-Totalmente de acuerdo, en el mensaje de los obispos argentinos de este año piden a Dios que a la misma Iglesia le dé la humildad y sencillez de reconocernos pecadores porque estos delitos de abusos es un pecado grave, como Iglesia no podemos esconder e ignorar, el delito debe ser pagado por aquel que cometió la injusticia. Queremos estar con aquel que está sufriendo y ha sufrido ese abuso, acompañarlo, ir a la Justicia civil para que condene estos delitos que avergüenzan a la Iglesia y a la humanidad, porque abusar de un niño o niña es realmente avergonzante. Hay que pedirle a Dios que perdone nuestros pecados, que nos ayude a ser una Iglesia con dignidad para vivir con alegría, serenidad y paz.
-Este año estuvieron la canonización del Cura Brochero y la beatificación de la Mama Antula, ¿son signos positivos que nos animan a vivir con esperanza?
-En uno de los pesebres vivientes de hace unos días estuvieron presentes el Cura Brochero, la Madre Teresa de Calcuta y Mama Antula; porque es algo hermoso, ellos merecen estar en nuestros pesebres, nos recordarán a los argentinos que la Navidad no fue allá hace 2.000 años sino que es una Navidad para el país y el mundo, con mujeres como la Madre Teresa que quieren ayudar y servir para un mundo mejor. El Cura Brochero promoviendo los ejercicios espirituales y ayudando a que la gente tenga caminos y pase el tren en traslasierra, creando colegios para las niñas. Mama Antula con su servicio y sencillez fue hasta Buenos Aires, levantó una casa de ejercicios espirituales en el siglo XVIII, les pidió a los porteños que ayuden a los más pobres y a las niñas más necesitadas; aún hoy la gente va a esa casa de ejercicios donde estuvieron haciendo un retiro Belgrano, los grandes hombres de Mayo y de distintas épocas, y sigue siendo ejemplo para la Argentina.

Te puede interesar