Milan gritó campeón

Deportes 24 de diciembre Por
SUPERCOPA DE ITALIA
FOTO WEB EN LOS PENALES. Milan se quedó con el título ante Juventus.
FOTO WEB EN LOS PENALES. Milan se quedó con el título ante Juventus.
Doha no parece ser la tierra prometida para Juventus. Allí, en el mismo lugar en el que Napoli lo había vencido en los penales para ganar la Supercopa de Italia en 2014, el equipo de Turín no pudo con Milan, que también se impuso en la definición desde los doce pasos luego de que igualaran 1 a 1 en la etapa regular. De esta forma, los dirigidos por Vincenzo Montella le dieron al club un título después de cinco años, ya que el último trofeo había sido la Copa Italia de 2011.
El partido en el estadio Jassim Bin Hamad de Doha enfrentó al vigente campeón de la Serie A y de la Copa Italia, Juventus, contra el subcampeón de ese torneo disputado en mayo, el Milan. Y, en el comienzo, primó la superioridad en ataque del equipo de Massimiliano Allegri, que decidió poner a Gonzalo Higuaín y relegar al banco a Paulo Dybala.
A los 6 minutos, Mandzukic estuvo cerca de abrir el partido y, poco después, a través de Pjanic. Así, no sorprendió que el campeón se pusiera en ventaja a los 17 minutos, cuando Chiellini puso su zurda tras un córner para marcar el 1 a 0. El gol, lejos de abrirle el partido a Juventus, provocó que sacara el pie del acelerador, lo que entusiasmó al Milan. El que buscó el empate fue Kucka pero quien llegó al gol fue Bonaventura, cuando a los 38 y de cabeza anotó el 1 a 1.
En el segundo tiempo, Allegri apostó por Dybala y lo metió por Pjanic. El cordobés entró a los 12 y menos de cinco minutos después tuvo su primera chance, ante la que se interpuso la cabeza de Bacca. Poco después, trianguló con Higuaín y nuevamente la Juve se aproximó al segundo.
Milan también tuvo sus chances, sobre todo en el último cuarto de hora, cuando perdonó en varios centros al área de Buffon. A siete del final, el arquero evitó el gol de Bacca, que volvió a intentarlo de cabeza en el tiempo adicionado. Sin embargo, los goles no llegaron y la definición se estiró al suplementario.
En los primeros 15 minutos tampoco se sacaron diferencia, aunque Milan casi lo hace en el arranque cuando Chiellini tuvo que alejar el peligro cuando Bacca se preparaba para rematar. Además, Vincenzo Montella se tenía preparado un doble cambio para darle aire a su equipo: Abate y Bacca dejaron sus lugares para Antonelli y Lapadula. A los 11 del segundo tiempo suplementario, Dybala tuvo en sus pies la gran oportunidad del gol del título. Recibió solo en el centro del área y sacó su remate impreciso de media vuelta, que se fue por arriba del travesaño. Poco después el que se lo perdió fue Higuaín, quien protestó enérgicamente (y por eso ligó una amarilla) en la última jugada del partido, cuando el árbitro no cobró una mano dentro del área.
Finalmente, llegó la hora de los penales, donde se enfrentaban la experiencia de Gianluigi Buffon con la juventud de Gianluigi Donnarumma, de apenas 17 años. Aunque el de Juventus contuvo primero uno de los tiros (a Lapadulay, poniendo la serie 2-1 pese a que luego Mandzukic mandó su remate directo al travesaño), fue el arquero del Milan el que terminó luciéndose cuando a mano cambiada le tapó un penal clave a Dybala. Pasalic fue el encargado de cerrar la tanda por 5-4 y, entonces, mientras las lágrimas se le escapaban a Dybala, todo Milan festejaba un título muy esperado.

Te puede interesar