Polémica en torno a los fondos de la Corte

Nacionales 22/12/2016
El administrador de la Magistratura formuló fuerte acusación contra Lorenzetti, diciendo que reclama su renuncia para apropiarse del manejo de los fondos. Sería para disimular erogaciones de los 11.000 millones.
Ampliar
FOTO ARCHIVO NA RICARDO LORENZETTI.
El administrador del Consejo Nacional de la Magistratura de la Nación e hijo de la jueza federal María Servini de Cubría, Juan Carlos Cubría, afirmó que el presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, busca desplazarlo para controlar la administración del Consejo y “diluir” erogaciones de parte un plazo fijo de 11.000 millones de pesos de la Corte que, dice, estarían depositados en el exterior". Así comienza la nota publicada ayer en Clarín con la firma de Daniel Santoro y titulada "Cruces y acusaciones por el manejo de los fondos de la Corte", cuyo contenido surgió como consecuencia de declaraciones del administrador del Consejo de la Magistratura, Juan Carlos Cubría -hijo de la jueza María Servini de Cubría-.
Se destaca también, al serles requeridas la opinión a Miguel Piedecasas quien preside la Magistratura y Luis Cabral, que representa a los jueces, que ambos coincidieron en que Cubría "no es la voz institucional".
Por su parte Cubría dijo que "gente vinculada al Ministerio de Justicia" le explicó que "en este momento el Gobierno tiene una necesidad de restablecer las relaciones con el presidente de la Corte y que dentro de los requisitos que pidió este estaba mi renuncia".
El Consejo de la Magistratura se reúne este jueves para elegir a su nuevo presidente. Si alguien pide oficialmente la renuncia de Cubría se necesitan 7 votos sobre 13 del plenario para poder reemplazarlo. Cubría fue nombrado administrador provisorio en noviembre del 2015 por propuesta del entonces presidente del Consejo y diputado Héctor Recalde. 
El Consejo tiene un presupuesto mensual de 1.600 millones de pesos de los cuales 1.500 son para salarios. Entonces, el remanente para atender todas las necesidades de la justicia es de 100 millones. Por coparticipación federal entran 850 millones por mes, el saldo Cubría debe pedirlo al Gobierno. Sobre este punto, "la Corte manifestó que cuenta con un colchón presupuestario de 11.000 millones de pesos los cuales estarían colocados en distintos plazos fijos. Pero desde el año 2013, la Corte no aporta al Consejo ni un solo peso", sostuvo Cubría.
La Magistratura tiene 18.500 empleados para 1.000 tribunales en todo el país, es decir unos 15 empleados por tribunal. Mientras que la Corte tiene para 5 ministros, 2.800 empleados. "Hay una desproporción muy grande entre el personal que dispone la Corte y lo que dispone el resto de la Justicia", sostuvo el administrador.
El administrador de la Corte, Daniel Marchi , en su momento, fue a la vez presidente del comité de inversiones, una figura creada durante la administración de Cristina Kirchner para unificar las dos administraciones, pero luego los presupuestos volvieron a manejarse separadamente. Ante una pregunta, Cubría afirmó que "al día de hoy no sabemos dónde están depositados esos fondos y tampoco sabemos si están depositados todos en banca nacional y oficial o banca privada. Tampoco sabemos si todo está en territorio argentino o no porque el administrador de la Corte no informa al Consejo".
En cambio, tanto Piedecasas como Cabral coincidieron en afirmar que no es una función del Consejo controlar a la Corte y que ese rol le cabe a la Auditoría General de la Nación. 
Cubría dijo que Lorenzetti "pretende la entrega de la administración del Consejo y poner a un funcionario afín al doctor Marchi en mi lugar". "La pregunta que me hago es ¿si tienen una caja superavitaria para qué necesitan una caja deficitaria como la nuestra? La respuesta es que hay que ver si los 11 mil millones están y si no necesitan que con las cuentas del Consejo licuemos o disimulemos determinadas erogaciones hechas por la Corte", finalizó.

Te puede interesar