Aval de gobernadores

Nacionales 21 de diciembre Por
Leer mas ...

BUENOS AIRES, 21 (NA). - El Gobierno alcanzó ayer "un acuerdo" con gobernadores de todo el país sobre el nuevo proyecto de reforma del Impuesto a las Ganancias, el que será finalmente tratado hoy en el recinto del Senado y el jueves en el de Diputados, para su sanción definitiva. 
Tras recibir a los mandatarios provinciales en la Casa Rosada, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, informó que la diferencia fiscal que generará a las provincias la modificación de este impuesto coparticipable -de acuerdo a lo estipulado en el Presupuesto 2017- va a ser cubierta por la Casa Rosada con Aportes del Tesoro Nacional(ATN).
Por las provincias desembarcaron 21 mandatarios, incluidos el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, el santafesino Miguel Lifschitz y la santacruceña Alicia Kirchner, mientras que pegaron el faltazo el salteño Juan Manuel Urtubey -que envió a su vice-, el pampeano Carlos Verna y el formoseño Gildo Insfrán. 
En conferencia de prensa junto a su par de Hacienda, Alfonso Prat Gay, y los gobernadores Juan Schiaretti (Córdoba); Sergio Uñac (San Juan) y Alfredo Cornejo (Mendoza), Frigerio señaló que en el texto consensuado con los gobernadores se volvió a establecer además el "impuesto al juego", con el que pretenden recaudar "6 mil millones de pesos", pero no se gravará la renta financiera ni la actividad minera. 
"Básicamente, restablecimos el impuesto al juego, en la propuesta original -del Gobierno- recaudaba más de 6.000 millones de pesos, pero en Diputados se había reducido a 600 millones. En la discusión con los gobernadores volvimos a imponer (el impuesto) y acercamos mucho el costo de la propuesta al establecido inicialmente en el Presupuesto", resaltó Frigerio.
Además, tras el acuerdo sellado este lunes con la CGT, Frigerio destacó el "compromiso y la responsabilidad" de "la mayoría de los gobernadores", que ayudaron al Gobierno "a parar la pelota y reencauzar" el proyecto "muy malo" que había logrado media sanción en la Cámara de Diputados por impulso de la oposición.
Por su parte, el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, aseguró que las modificaciones acordadas con distintos sectores implicaron un "punto intermedio" entre los diferentes proyectos y admitió que la mejora para los trabajadores no será mayor porque "la frazada es corta". "El déficit de 27 mil millones de pesos se transformaron en 90. Como era inaceptable, se frenó la discusión en el Senado, y ahora el acuerdo al que llegamos tiene un impacto fiscal de alrededor 34 mil millones de pesos, menos que el proyecto que tiene media sanción, un poco más que nuestro proyecto original", explicó.
El ministro agregó que el compromiso del presidente Mauricio Macri es "mantener la palabra a los gobernadores de que ese acuerdo no tendrá ninguna modificación de tipo financiero para cada provincia", por lo que "esos 7 mil millones de impacto fiscal adicional respecto a la propuesta original del Gobierno, la mitad le corresponde a las provincias y será cubierto por parte de la Nación con una distribución automática de ATN".
"No hubo en la historia ningún gobierno y ahora con el apoyo de todas las fuerzas políticas una reducción más fuerte en el impuesto a las ganancias como la que acordamos con nuestros colegas gobernadores", apuntó Prat Gay.







Te puede interesar