Una máquina de impedir para una singular propuesta en Santa Fe

Información General 01/07/2015
En estos últimos quince años, se ha intentado persuadir a las diferentes autoridades municipales de la ciudad capital, la posibilidad de implementar un "mirador" en los altos del edificio municipal. La respuesta de las diferentes administraciones no ha sido otra que el silencio.
Ver galería
1 / 2 - EDIFICIO. La Municipalidad de Santa Fe.
SANTA FE, Por Mario A. Laguzza. - En noviembre de 2007, un mes antes que asumieran aquellas autoridades, el que escribe el presente artículo, le entregó personalmente a la secretaría privada del entonces Rector de la U.N.L., un sobre conteniendo material informativo e ilustrativo sobre Miradores para interesar e informar al electo Intendente de entonces (2007).
Por supuesto que pasó el tiempo y nunca tuve ninguna respuesta sobre dicho ofrecimiento, ni siquiera de un frío y protocolar agradecimiento. Parece que en la Argentina de entonces, eso ya no se estila. Tiempo después, me contacté con un Concejal para informarlo y ponerlo al tanto de dicho emprendimiento.
Tal fue el interés demostrado por dicho funcionario, que me prometió conseguir una entrevista con el señor Intendente para informarle personalmente sobre el emprendimiento. Dos semanas después ya teníamos concedida la misma. La entrevista que duró algo más de media hora, se le informó detalladamente al funcionario sobre el particular dejándole una carpeta con material al respecto.
El señor Intendente se mostró "aparentemente interesado" sobre la propuesta. Asimismo por aquellos días tuve una entrevista con la Subsecretaría de Turismo Municipal, donde también le dejé material informativo e ilustrativo; todo esto sucedió en el mes de abril de 2009.
Transcurrido más de un año, en agosto de 2010, le envié una nota al señor Intendente solicitándole alguna información o decisión sobre todo lo actuado.
Han transcurrido ya casi cinco años de esto último relatado y dos años más de todo lo anterior, pero la NO "respuesta oficial", fue siempre la misma: la desatención, la descortesía, el silencio, la indiferencia y el desinterés. Lamentablemente una gran frustración para la ciudad. Han transcurrido ocho años, dos Intendentes. Habrá que pensar y creer lamentablemente, ante la realidad de los hechos, lo que no poca gente dice: "son todos iguales".

QUE ES UN MIRADOR
Un mirador es un lugar situado en el centro de una ciudad y ubicado en lo más alto de un edificio importante, o bien en la parte superior de una gran estructura en forma de "torre", que se construye con esa / única finalidad.
En muchas ciudades del mundo se encuentran observatorios o miradores, lo que les confiere un particular atractivo. Si bien esto puede tener mucho de turístico, no necesariamente todas las ciudades que lo poseen son urbes turísticas. En otros casos, en cambio, son un elemento más de atracción que tiene una ciudad, dentro de la variada oferta turística que posee.

DIVERSOS TIPOS
Hay diversos tipos de Miradores. Los más comunes son torres de gran altura, construidas con cemento armado (o bien su estructura es metálica), realizadas casi exclusivamente para dicha finalidad. Algunos ejemplos / son: la Torre CN de Toronto, en Canadá, que es la más alta del mundo, con 553 metros. La Torre de Sydney, en Australia y muchas otras que se encuentran en ciudades de Estados Unidos, Europa y Asia.
Otros miradores están instalados en lo alto de un gran edificio o rascacielos prominente de una ciudad. Ejemplos de ello son Nueva York, Chicago, Los Angeles, Boston, entre otros, en los Estados Unidos.
Ahora bien, dentro de estos, merece hacerse una diferencia: normalmente estos miradores funcionan en un recinto cerrado que perimetralmente está circundado por grandes ventanales panorámicos vidriados.
Otros en cambio, funcionan simplemente en terrazas abiertas, teniendo un único inconveniente, el estar librado a los vaivenes meteorológicos y las condiciones climáticas desfavorables para su funcionamiento. Aun así, son muchos los miradores habilitados de este tipo. Un ejemplo importante es la amplia terraza de más de 60 metros de longitud, situada en dos desniveles, en los pisos 72 y 73 del famoso rascacielos "Rockefeller Center", ubicado sobre la Quinta Avenida en Nueva York.
Mirar una ciudad desde arriba es una experiencia diferente, que conviene intentar hacer. Desde esta gran "plataforma aérea" de 280 metros sobre la calzada, las calles congestionadas están silenciosas. Grandes barcos parecen de juguete, enormes puentes parecen miniatura, estilizados rascacielos parecieran caber en la palma de una mano.
Uno puede ver desde esta altura, cinco grandes barrios, siete puentes, cuatro estadios, tres aeropuertos, tres ríos, la Bahía de Nueva York, el océano Atlántico y desde luego, toda la extensa isla de Manhattan. De noche la vista es espectacular y durante el día, si la visibilidad es clara, se puede llegar a ver a más de 70 kilómetros.

EXPERIENCIA DIFERENTE 
El edificio que albergue al mirador puede ser público o privado, pertenecer a una repartición estatal o estar ocupado por viviendas u oficinas y el acceso al mirador puede o no ser independiente del resto 
del edificio.

"MIRADOR" QUE NO ES
Ahora bien, no debe confundirse a un mirador con una confitería o restaurante con vista panorámica en lo alto de un hotel, en los cuales "para observar el panorama uno está necesariamente obligado a consumir, porque eso no es un mirador; hace las veces del mismo, pero no lo es. Es justamente eso, un restaurante o confitería en altura.
En un mirador se abona para acceder, por lo general, una entrada, cuyo valor depende del lugar que se trate (en la mayoría hay tarifas especiales para mayores de 60 años. Uno puede quedarse arriba, observando el panorama todo el tiempo que desee. Ahora, que el mirador tenga o no, en su piso superior un restaurante o confitería, por lo general con piso giratorio, para quienes deseen almorzar, cenar o simplemente tomar una copa, es signo optativo.

¿Y EN NUESTRO PAIS?
Son muchas las ciudades y países, ya citados en esta nota, que poseen uno o varios miradores. La mayoría está en los países del hemisferio Norte. En cuanto al hemisferio Sur, existen algunas excepciones, por ejemplo en la ciudad sudafricana de Johannesburgo y Sydney en Australia.
En América del Sur existen algunos en Colombia y Brasil, y en Buenos Aires existe uno y es el lugar más alto de la capital, me refiero a la gran torre situada en el ex "Parque de la Ciudad" o "Parque Interama" que se encuentra en la zona sur-oeste, pero desde hace un tiempo está clausurada por motivos de reparaciones y de reciclajes, etc. 
Sin duda que para Buenos Aires, esto sería un atractivo más y algo diferente, el cual bien publicitado podría ser disfrutado, tanto por los porteños como por los turistas que visitan la ciudad. En nuestra provincia, en la ciudad de Rosario, existe en funcionamiento y desde hace ya más de medio siglo, el más antiguo mirador de la Argentina, que no es otro que la "torre" del Monumento Nacional a la Bandera.
En la ciudad capital de nuestra provincia ya me he referido al principio de esta nota sobre el particular y IRS negativas perspectiva que se presenta por el egoísmo y la falta de una mentalidad, clara y abierta de las autoridades que nos conducen. Seguramente no comprende o no quieren comprender lo que se le está proponiendo. Es una lástima y es lamentable que así sea.

Te puede interesar