Mársico con fractura y el resto todos bien

Policiales 05 de diciembre Por
Pablo Lorenzetti y todos los abogados accidentados, volvían de participar en el “V Congreso Argentino de Derecho Ambiental”, que se dictó en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA). El accidente fue en la autopista Rosario-Santa Fe a la altura de Monje.
FOTO JEF.POL.STA.FE CABEZA ABAJO. En este estado quedó el Chevrolet Sonic luego del vuelco.
FOTO JEF.POL.STA.FE CABEZA ABAJO. En este estado quedó el Chevrolet Sonic luego del vuelco.
Con el correr de las horas, son mayores los datos que se disponen acerca del accidente protagonizado por Pablo Lorenzetti (32), hijo de Ricardo Lorenzetti -presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación- y del estado de salud de los accidentados.
En primer lugar, había cierto desconcierto sobre de dónde provenían los accidentados y el automóvil en que se conducían: varios medios nacionales y agencias de noticias hablaban de un Chevrolet Cruze cuando en realidad el modelo del vehículo era un Chevrolet Sonic como publicó LA OPINION.
El automóvil era conducido por Pablo Lorenzetti, el mayor de los tres hijos del presidente de la Corte. Pablo estudió abogacía en la Universidad Nacional del Litoral (UNL) de Santa Fe, y a los 29 años continuó con el estudio jurídico-contable de su padre, aquí en Rafaela.
Pablo Lorenzetti viajaba en compañía de otros cuatro abogados, todos oriundos de esta ciudad: el concejal Lisandro Mársico (43), Carlos Martino Navarro (32), Hernán Gattius (38), y Tomás Vietto (41).
Según pudo recabar LA OPINION, y que importa destacar, todos los abogados rafaelinos volvían de la ciudad de Buenos Aires, donde habían ido a participar del “V Congreso Argentino de Derecho Ambiental”, que se dictó jueves y viernes en el Aula Magna de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA).
Antes de emprender el viaje de regreso habían desayunado normalmente y durante el mismo -al mediodía, antes del accidente- se habían detenido a almorzar en un parador donde consumieron sandwiches y gaseosas.
El vuelco del automóvil se produjo alrededor de las 17:30 del sábado en la autopista Rosario-Santa Fe, a la altura del km 68,5, localidad de Monje, Departamento San Jerónimo.
Siendo única parte, el Chevrolet Sonic mordió la banquina y luego de volcar dio varios tumbos para finalizar su recorrido en el pavimento de la otra vía que circulaba en dirección opuesta.

LISANDRO
MARSICO

Quien llevó la peor parte entre los accidentados fue el abogado y concejal Lisandro Mársico quien sufrió fractura de húmero.
Respecto del accidente, Mársico dijo que, “yo tenía temor de que el auto explote. En ese momento uno piensa en la vida y la muerte y por eso salí rápido por la luneta del auto”, precisó.
LA OPINION dialogó con él a fin de conocer más detalles del accidente y el estado de salud de todos los accidentados.
“Hace tres años que asisto a ese Congreso -inició Mársico- y quedamos en volver todos juntos en un solo auto. El accidente fue a las 17:30 y la ambulancia del Hospital de Barrancas llegó rápido al lugar”, señaló. Allí fueron curados de raspones y golpes leves.
“Yo tuve fractura de húmero y raspones -continuó el edil- y mañana (por hoy) deciden si me operan o no, luego de que me haga una tomografía del hombro. Pero el miércoles estaré presente en la sesión del Concejo”, afirmó.
Respecto de lo ocurrido luego de la atención en el Hospital de Barrancas, el concejal contó que, “nos trajeron en otro auto de gente conocida hasta el Sanatorio Nosti, donde nos hicieron análisis de sangre, radiografías y ecografías. Hoy (por ayer) se hicieron tomografías en la cabeza algunos de los ocupantes del auto y todos están bien”, concluyó.
Cabe destacar que todos llevaban puestos los cinturones de seguridad, y que se activaron los airbag del automóvil al momento del siniestro.

Te puede interesar