Carrera musical en España

Información General 26/11/2016
RODRIGO PEIRETTI
Ampliar
FOTO REDACCION ATOMICA// RODRIGO PEIRETTI./ El rafaelino que desde España está tratando de afirmarse en el mundo de la música.
Un hijo de esta ciudad, Rodrigo Peiretti, hijo también de un conocido músico local, Roberto Peiretti, está comenzando a recorrer el camino musical en España.
En la presente semana, una página llamada Redacción Atómica le dedicó una extensa nota -titulada Acordes con sabor a mate-, desarrollada en la casa de argentinos, amigos del cronista, en la que Rodrigo pone de relieve sus esfuerzos y dedicación por alcanzar la meta, el cronista destaca que "nos cuenta que ha venido a España casi con lo puesto y con la intención de que alguien le de una oportunidad; él, que hasta ahora se dedicaba a vender instrumentos musicales para pagar alguna factura que otra y en definitiva, sobrevivir". 
Más adelante evocó la influencia de Roberto en su inclinación musical, resaltando que 'desde bien pequeño su padre, compositor y músico, le inculcó el gusto por ir más allá de parafrasear una letras y maquillarla con una melodía pegadiza, según me cuenta el propio Rodrigo: “Mi padre se encargó de que sienta la música como una forma de expresión y de vida”, sin duda, una declaración de intenciones repleta de sentido".
Conforme avanza la nota se destaca que "la anfitriona le pide a Rodrigo que coja la guitarra y nos toque alguna canción, no se lo piensa y ahí va, decidido a deleitarnos con su música desenfundando su guitarra que tanto sudor le había costado y un libreto de treinta canciones escritas a mano, suenan los primeros acordes y se hace el silencio, está atardeciendo y la escena parece sacada de una película de idilio con la vida".
El cronista reflexiona me paro a pensar en la letra que estoy escuchando y me pregunto si seguirá alguna especie de rito para componer, él me cuenta que sus canciones relatan situaciones e historias, sentimientos que pueden ser propios o ajenos y que desde su punto de vista merecen ser contados en este caso en clave musical: “Poder exteriorizar cosas que nos pasan o poder contarlas desde un nuevo lugar hacen que sea más fácil de plasmarlo en un papel para lograr ponerle su respectiva música. En mi caso considero a la letra como el dibujo y a la música como los colores; el mensaje se vuelve más claro, más nítido, con vida, con profundidad”. Debo reconocer que en ocasiones la intensidad de los músicos me abruma pero cuando una canción cuenta una verdad no puedo hacer otra cosa que disfrutar, más allá de mi gusto, de los estilos y referentes que parecen tener tanta importancia en esta industria musical tan cambiante e injusta, ojalá más músicos auténticos y menos “quiero ser como…”, al hilo de esto Peiretti me cuenta que personalmente y con el paso del tiempo ha logrado nutrirse de diferentes estilos musicales que viajan desde su tierra natal hasta referencias internacionales, sin prejuicios y recopilando información que lo mismo provenía de buenos amigos como de los peores tugurios de la tierra del tango, elementos que se quedan en la retina y que quién sabe si pasarán a convertirse en canciones.

Te puede interesar