Sube la faena de vacas, cae la de vaquillonas

SUPLEMENTO RURAL 24/11/2016
Leer mas ...
Según un informe confeccionado por el especialista Ignacio Iriarte, en septiembre la participación de hembras en la faena fue del 42,5 por ciento. Este valor es claramente propio de una fase de retención, pero se ubica por encima de octubre del año pasado (40,3 por ciento) y del promedio del año 2015 (41,6).
En los últimos 12 años, este indicador tocó un máximo de 53,4 por ciento (marzo 2010) y un mínimo de 37 (octubre 2011). Algunos analistas, observando el incremento (marginal) de la participación de las hembras en la faena, especulan con que la retención de hembras en marcha se está desacelerando; pero otros creen que el aumento observado responde básicamente a la liquidación de tambos. Y al refugio de vacas vacías que se dio, con atraso por las lluvias, después de los tactos en muchas zonas de Buenos Aires, donde arrojó índices de preñez inferiores a lo esperado.
De todos modos, puede asegurarse que aunque el porcentaje de hembras en la faena se haya incrementado, dentro de niveles propios de una fase de retención, el año cerrará con una faena de vacas algo superior al año pasado (uno por ciento). Pero con una faena de vaquillonas (-17 por ciento) y de terneras (-15) bien por debajo de 2015. Muchos ganaderos de Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos, se vieron obligados a vender vacas, a raíz de las inundaciones. Esto habría incidido en el repunte de la faena de vacas.

MOVIMIENTO EN LA INVERNADA
Noviembre resulta, de acuerdo a los datos de Senasa para el período 2009-2014, el mes del año con menor volumen comercializado de invernada. Del lado de la oferta, empiezan a aparecer algunos lotes de parición otoño, muchos terneros disponibles por el desorden en el servicio, y hasta algunos terneros que venden los mismos feedlots.
Hay también lotes ofertados que se han venido recriando, práctica que muchos criadores realizan todos los años. Compra el invernador tradicional que ha vendido el novillo, tiene mucho pasto y quiere reponer. Compra también el feedlot propiedad de un matarife o frigorífico. Compra el corral que no quiere quedar descalzado, si en los próximos meses sube el gordo. Compra también aquel que, si bien reconoce que hoy los números no cierran porque ha retrocedido el gordo, ha subido la invernada y ha subido el maíz. Piensa que a partir de enero o febrero los precios del gordo van a repuntar, como sucede todos los años.

Te puede interesar