La CGT Rafaela integra el armado nacional de la central obrera

Locales 19/10/2016
TRAS LA NORMALIZACION
Ampliar
FOTO J. BARRERA EN ATILRA./ Con la presencia de todos los gremios, la CGT Rafaela fue oficializada como Delegación Regional. Estuvo presente Francisco "Barba" Gutiérrez.
Desde ayer, la CGT Rafaela forma parte de la estructura que la organización gremial posee a nivel nacional y, a partir de su normalización, recibió el reconocimiento oficial como delegación regional de la central obrera. 
Si bien hace ya una década que los gremios de la ciudad vienen trabajando de manera conjunta, no dejó de ser un acontecimiento histórico para el sindicalismo local, que ahora aspira a fortificar su presencia en la región.
La ceremonia se desarrolló en el campo de deportes de Atilra, y contó con la presencia de representantes de los casi 25 gremios que conforman la CGT Rafaela, y de quienes pasaron a formar parte de la Comisión Directiva de la Delegación Regional (ver aparte).
El acto contó con la participación del Secretario del Interior de la CGT, Francisco "Barba" Gutiérrez, un histórico dirigente de la UOM que se desempeñó al frente de la intendencia del partido bonaerense de Quilmes y que ahora ocupa un lugar destacado en la conducción nacional. 
En diálogo con la prensa, Gutiérrez consideró que esta normalización es parte de una estrategia del Consejo Directivo Nacional, de "federalizar" la acción de los trabajadores en todo el país. "Y en esto, las delegaciones regionales cumplen un papel fundamental para fortalecer el movimiento obrero y sus reclamos", puntualizó. 
El dirigente gremial sostuvo además que este proceso se da en el marco de un momento muy particular para los trabajadores. Y apuntó a la apertura de las importaciones con el factor de mayor preocupación.
"No hay país en el mundo que hoy pueda competir con el Estado chino o con el indio. Hay que proteger al trabajo argentino. No seamos ingenuos. Ningún país abre sus mercados completamente para que los invadan productos y dejar sin trabajo al pueblo", señaló Gutiérrez. 
En este sentido, hizo referencia a la mesa de diálogo que se abrirá mañana con el Gobierno y los empresario. "Estamos convocados para tratar de resolver los problemas que hoy nos aquejan", dijo. Y, sobre el pedido de un bono de fin de año, anticipó: "estamos discutiendo un piso de 2.000 pesos. Después, que cada organización de acuerdo a la realidad de las paritarias, lo pueda discutir con su sector empresario".
Gutiérrez destacó que, de las respuestas que se obtengan mañana, dependerá la realización de un paro general. Una medida que, con esta normalización, podría tener en Rafaela un impacto diferente. "La medida ya está aprobada. Lo que hay que evaluar es si la respuesta satisface los reclamos. De acuerdo a ello, se suspenderá o se ratificará el paro", manifestó.  

OESQUER
Por su parte, el secretario General de la CGT Rafaela, Roberto Oesquer (UOM), quien tendrá por delante un mandato de 4 años, subrayó que la normalización era un viejo anhelo que tenían los gremios rafaelinos.
"Hace diez años que la CGT Rafaela venía trabajando. Pero es una premisa que habíamos tenido de, en algún momento, llegar a la normalización. Ahora se dio esa oportunidad, a partir de la unificación de las tres CGT a nivel nacional", explicó.
"Es importante estar normalizado. Nos permitirá tener una interacción directa con el Secretariado Nacional, participar de los confederales y poder plantear a nivel nacional lo que esté sucediendo en la regional Rafaela", agregó. 
"El trabajo en Rafaela dio sus frutos. Se trabajó en buena manera, con una importante participación. Hubo logros importantes, como la entrega de lotes de este año, y esto se traducirá en beneficios directos para los trabajadores", concluyó Oesquer. 

Te puede interesar