Cristina llamó a construir un gran frente nacional

Nacionales 18/10/2016
EN EL DIA DE LA LEALTAD
Ampliar
FOTO NA VIDEOCONFERENCIA. Cristina desde El Calafate, en el acto del PJ porteño.
BUENOS AIRES, 18 (NA). - La expresidenta Cristina Kirchner cerró ayer por videoconferencia el acto por el Día de la Lealtad del peronismo porteño e insistió en la necesidad de construir un "gran frente nacional" que incorpore a todos los sectores que "están siendo agredidos" por las políticas del Gobierno de Cambiemos. "Tenemos que construir un gran frente nacional donde incorporemos a todos aquellos sectores que están siendo agredidos por estas políticas", arengó la líder del Frente para la Victoria en vivo desde El Calafate, en un mensaje dirigido a los presentes en el acto organizado por el PJ porteño, el Movimiento Evita y la Corriente Nacional de la Militancia, que tuvo lugar en el teatro SHA (Sarmiento 2255) de esta capital.
"Se que hay muchísimos actos hoy en distintas partes del país. Eso en los medios lo presentan como división del peronismo. No se preocupen que cuando llegue el momento de la verdad, seguramente la unidad va a primar por sobre todas las diferencias, porque la inteligencia debe primar por sobre todas las cosas", recalcó al tomar la palabra luego de los discursos del excanciller Jorge Taiana, el exministro de Educación Daniel Filmus y el presidente del PJ porteño, Víctor Santa María.
La intervención de la líder del Frente para la Victoria fue una señal de recomposición del vínculo con un sector del peronismo que había sido parte del entorno de su Gobierno pero que fue tomando distancia a medida que la exjefa de Estado se fue cerrando en su círculo más estrecho.
Este fue el caso del Movimiento Evita, que tras desempeñar un papel protagónico como base militante del Gobierno de Néstor Kirchner, fue desplazada por La Cámpora de ese rol, y tras la finalización del gobierno kirchnerista los diputados de ese espacio político comunicaron su alejamiento del bloque del Frente para la Victoria.

BOMBA DE TIEMPO
En su mensaje, la exmandataria trazó un duro diagnóstico sobre la situación social y económica del país: dijo que "se está generando una bomba de tiempo" con el endeudamiento y sostuvo que se registra "un franco deterioro de la situación del pueblo" argentino.
Advirtió que transcurridos apenas meses del Gobierno de Mauricio Macri el endeudamiento ha sido "vertiginoso", en valores cercanos a los 30 mil millones de dólares, y agregó que también el Gobierno contrajo deuda en pesos con el agravante de que tiene como finalidad el sostenimiento de "gastos corrientes".
A modo de resumen, la exjefa de Estado evaluó que "se ha dado vuelta la taba" y que se pasó de un modelo basado en la "movilidad social ascendente" característico del peronismo a uno con sentido inverso. "Hay una pérdida de la calidad de vida de amplios sectores de la población. Aún aquellos que tenían un nivel de vida aceptable han tenido que modificar sus hábitos de consumo. Esto no significa que hayamos vivido en Disneylandia, pero ningún argentino puede decir que el año pasado la mayoría estaba mejor que este año. Estábamos mejor que este año, salvo los sectores a los que le sacaron las retenciones", comparó.

Te puede interesar