Paños fríos de Malcorra por misiles en Malvinas

Nacionales 17/10/2016
"Trabajamos para que no haya hipótesis de conflicto con el Reino Unido", expresó la canciller.
Ampliar
FOTO ARCHIVO SUSANA MALCORRA.
BUENOS AIRES, 17 (NA). - La canciller Susana Malcorra relativizó ayer los ensayos militares con lanzamiento de misiles en las Islas Malvinas, al señalar que "hace más de 20 años que el Reino Unido" los realiza a modo de "rutina", pero aclaró que el Gobierno viene trabajando diplomáticamente para lograr que no haya "hipótesis de conflicto". En ese sentido, agregó que de esa manera se busca que "deje de tener sentido hacer este tipo de ejercicios".
"Viene ocurriendo hace muchos años, hace más de 20 años que el Reino Unido hace ejercicios en la región en esta época. No es que esto ocurrió de manera novedosa", afirmó en diálogo con radio del Plata. Y agregó: "Es cierto que es de rutina pero estamos tratando de cambiar el tenor de nuestro vínculo, entonces vamos a tratar de establecer una relación que haga que la hipótesis de conflicto no esté allí y por lo tanto deje de tener sentido hacer este tipo de ejercicios". 
Consultada sobre su frustrada candidatura para presidir la Secretaría General de Naciones Unidas, cargó que quedó en manos del portugués Antonio Guterres, aclaró que quedó fuera de la competencia tras recibir un veto de uno de los cinco países que conforman en Consejo Permanente de la ONU. "Antonio Guterres logró no tener ningún veto, que es el primer condicionante para ser elegido. Yo fui la única que tuvo un solo veto, los demás tuvieron dos o tres. No fue suficiente porque Antonio logró persuadir a los miembros del Consejo e hizo que no tuviera ninguna objeción. No sabemos quién vetó mi candidatura, supongo que en en un tiempo se sabrá. Hay distintas hipótesis", explicó la ministra de Relaciones Exteriores y Culto.
Por otra parte, Malcorra defendió la política oficial de recepción de refugiados y criticó a quienes hacen una analogía entre "el ser refugiado y el ser extremista".
"Cuando uno escucha la asociación que hay entre el ser refugiado y el ser extremista, cuando uno escucha habla de levantar muros. Son señales muy negativas, uno sabe que el mundo nunca pasó por un buen momento cuando cerraron las fronteras, se levantaron mundo o se volvió xenofóbico. Hay que seguir muy de cerca y tratar de revertir esas señales", afirmó. Recordó que Argentina es un país que tiene como característica demográfica el haberse nutrido de inmigrantes europeas que "venían escapando de guerras y hambrunas", por lo que juzgó como incoherente que "de repente" haya gente que tenga una "actitud distinta respecto a la apertura mental de recibir a los refugiados".
"Hay un cierto nivel de preocupación entendible desde el punto de vista de seguridad y por eso estamos viendo el tema de seguridad con mucho cuidado pero sin estigmatizar o hacer la asociación que ser refugiado equivale a ser extremista porque es muy malo y no es cierto", insistió.
Por otra parte, Malcorra evitó pronunciar su preferencia respecto a los comicios que en noviembre próximo elegirán al próximo presidente de Estados Unidos, pero dio a entender que existe más afinidad con la propuesta demócrata de Hillary Clinton. "Hay cierta aproximación política a un modelo más aperturista y menos xenofóbico pero no puedo hablar de candidatos", dijo.

Te puede interesar