Las madres argentinas son las que más sufren desigualdades en educación, trabajo y salud

Información General 16/10/2016
También padecen más la pobreza y las diferencias de ingresos, según un informe del CIPPEC.
BUENOS AIRES, 16 (NA). - Las madres argentinas sufren profundas desigualdades e inequidades en materia de acceso a la educación, al empleo de calidad y a la salud, respecto a las de otros países de la región.
Asimismo, las madres argentinas padecen más la pobreza y las diferencias de ingresos, según un informe del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC).
Según el estudio, los patrones de desigualdad y discriminación hacia las mujeres argentinas persisten a pesar de los avances normativos y de la visibilización que adquirió esta problemática en los últimos años.
Y una de las principales cuentas pendientes de los argentinos es superar las brechas de género en todas las dimensiones de la vida.
El CIPPEC también se realizó un análisis de la situación demográfica que arroja que la mitad de las mujeres argentinas en edad fértil (14 a 40 años) son madres.
En tanto, el informe señala que es "particularmente preocupante" el caso del embarazo no intencional en la adolescencia ya que casi la mitad (45%) de las madres menores de 18 años no planificó su embarazo, y cuatro de cada mil nacidos vivos tenían madres menores de 15 años en 2014.
También se estableció que 151 de cada mil nacimientos fueron de madres menores de 20 años en 2014 y el 34,3 por ciento de ellas solo había completado hasta la primaria y ciclos de educación general básica, y 81,7 por ciento de ellas
secundario/polimodal incompleto o menos.
A diferencia de las tendencias internacionales, la tasa de fecundidad adolescente en la Argentina aumentó un 16% entre 2001 y 2011 (de 30,5 por cada mil mujeres de entre 10 y 19 años a el 35,3).
Sobre la situación de pobreza y desigualdad, las madres tienen menores ingresos y concentran las peores condiciones de ingreso: cuatro de cada diez mujeres madres están entre el 30% de las personas con ingresos más bajos, mientras que solo un 25% de las mujeres que no son madres integra este grupo.
En contraposición, sólo 21 por ciento de las mujeres madres pertenecen al 30 por ciento de las personas con ingresos más altos, mientras que 30 por ciento de las que no son madres integra este grupo.
En el plano educativo, el CIPPEC revela que dos de cada diez mujeres madres solo completaron la primaria o menos, mientras que el 7 por ciento de las mujeres que no lo son se encuentran en la misma situación.
En contraposición, cuatro de cada diez mujeres que no son madres siguieron estudiando al completar el secundario, mientras que tres de cada diez madres lo hicieron.
La peor situación relativa de las madres en términos de máximo nivel educativo alcanzado se observa en todos los niveles de ingreso.
Para terminar, el Centro analizó la tasa de mortalidad materna argentina en 2014: 3,7 madres fallecidas por cada 10.000 nacidos vivos.
"Este valor está lejos de alcanzar el Objetivo de Desarrollo del Milenio, que implicaba reducir 75 por ciento la mortalidad materna entre 1990 y 2015 y llegar a una tasa de 1,3 madres fallecidas por cada 10.000 nacidos vivos", sostiene el informe.
Según estadísticas oficiales, el aborto causa el 14% de las defunciones maternas.

Te puede interesar