Ayudar a la familia con el primer sueldo

Suplemento Economía 16/10/2016
Seis de cada 10 jóvenes ayudó a su familia con su primer sueldo. Así lo revela un estudio que realizó Adecco Argentina sobre perspectivas laborales.
Finalizar los estudios e insertarse en el mundo laboral no es tarea sencilla. Sin embargo, al considerar la opción del trabajo combinado con el estudio, los jóvenes argentinos se muestran capacitados para eso. Adecco Argentina, filial de la empresa líder en el mundo en consultoría integral en Recursos Humanos, llegó a estos resultados a través de su estudio sobre las Perspectivas Laborales de los Jóvenes Argentinos. 
La mayoría de los encuestados (60%) confesaron haber cooperado con su familia con el primer sueldo recibido. El resto, se divide en aquellos que lo usaron para pagarse sus estudios (23%) o darse un gusto personal (18%).

ESTUDIOS Y TRABAJO,
¿SE PUEDE?
El reciente estudio ha evidenciado que poco más del 40% de los argentinos de entre 18 y 30 años se encuentra estudiando, una carrera universitaria, un curso, un posgrado, maestría, doctorado o una tecnicatura y casi el 90% de los argentinos consideran que es posible trabajar y estudiar al mismo tiempo. A pesar de esto, el 70% cree que es difícil que su trabajo esté relacionado a su profesión.
A la hora de incorporarse en el mercado laboral los jóvenes son muy optimistas, ya que 9 de cada 10 creen que en el plazo de 6 meses a un año de búsqueda, conseguirán empleo. La mayoría (casi un 80%) aún cree que es más fácil conseguir empleo una vez obtenido el título universitario o técnico. Y en esta misma línea, casi el 90% está convencido de contar con las habilidades y competencias necesarias para desempeñarse en el futuro laboral.
Según los datos que se desprenden del trabajo, la mitad de los encuestados considera que la experiencia es un factor decisivo que los ayudará a conseguir trabajo, por sobre un 30% restante que cree que tener un título, ya sea técnico, universitario o de otra índole, es la principal aptitud. Y quedando en tercer lugar los conocimientos informáticos y, en último, el conocimiento en idiomas.
En cuanto a lo personal, casi el 50% de los encuestados cree que la actitud y predisposición para aprender es el factor más importante por sobre la experiencia laboral (40%) para conseguir empleo, dejando con un bajo número (11%) a la formación académica.

EL TRABAJO DE MIS
SUEÑOS, ES POSIBLE
Todos tenemos un trabajo ideal y los jóvenes no son la excepción. En una generación donde “todo lo que sueñes puede convertirse en realidad”, 8 de cada 10 jóvenes (87%) tienen en claro cuál es el trabajo de sus sueños. Al mismo tiempo, el 80% dejaría su trabajo actual para ir en busca de su empleo soñado.
Al momento de especificar el motivo, el 30% de los encuestados por Adecco, aseguró que la principal causa por la cual dejarían su actual empleo, sería para trabajar en lo que les gusta. Otros sólo si les ofrecen un sueldo superior (28%), o para trabajar en el ambiente para el cual se especializaron y/o estudiaron (28%).
La realidad, contradice a los deseos. Al hablar de las metas próximas a cumplir en 10 años en relación a lo laboral, hay un desfasaje entre los sueños y lo tangible. Cerca de un 45% de los jóvenes argentinos espera obtener estabilidad económica, por sobre una minoría del 19% que le gustaría haber alcanzado el empleo de sus sueños en ese período. Otros pocos, priorizaron conseguir un puesto de importancia o trabajar en una empresa responsable con la sociedad.
Al consultarles sobre si trabajarían en el exterior, un 47% de los encuestados reveló que trabajaría en otro país por un tiempo, porque considera que eso ayudaría su carrera profesional. Mientras que un 30% no elegiría este tipo de experiencias, ya que quiere contribuir con su país.




Te puede interesar