Enojo en la Provincia hacia dos exMinistros de Justicia

Locales 15/10/2016
Se trata de Héctor Superti y Juan Lewis, titulares de la cartera de Justicia con Binner y Bonfatti. Es porque asumieron la defensa legal de un grupo de empresarios acusados de fraude y lavado de dinero. Rubén Galassi pidió que dejaran de ser asesores de la Cámara de Diputados. Henn y Pullaro apuntaron sobre los abogados defensores por redes sociales. Para Lewis, los acusados "están lejos de ser ladrones de cuello blanco".
Ampliar
FOTO ARCHIVO DEL OTRO LADO./ Para muchos socialistas, ya no están en la misma vereda.
Cuando alguien es acusado de un delito, tiene derecho a defensa. Pero el abogado debe pensar si acepta o no la misma. En este caso, la aceptación por parte de dos exministros de Justicia del Frente Progresista Cívico y Social a defender a personas vinculadas al lavado de dinero y al fraude, hizo que sus excompañeros salieran rápidamente a desmarcarse y a pedir su desvinculación como asesores en la Legislatura.
El pasado jueves por la mañana, Rosario se vio sacudida por una serie de allanamientos que dejó una decena y media de personas detenidas. Las investigaciones las encabeza la Unidad Fiscal de Delitos Económicos a cargo del fiscal Sebastián Narvaja, quien investiga una red dedicada a estafas inmobiliarias y lavado de dinero que tendría como ejecutores a reconocidos contadores, escribanos y empresarios. Entre ellos, el gerente general del diario La Capital de Rosario, Pablo Abdala, cuyas oficinas fueron también allanadas.
El subsecretario de Política Criminal de la provincial, Rolando Galfrascoli, declaró que "es el operativo por delitos económicos y de cuello blanco más importante de la historia de Santa Fe" que requirió de la cooperación de la PROCELAC, AFIP, el Banco Central y la Administración Provincial de Impuestos, además de la actuación de la Policía de Investigaciones de Santa Fe y Gendarmería.
El grupo delictivo, a través del fraude, amedrentamientos, amenazas o directamente por usurpaciones violentas se hacían de viviendas, las cuales luego eran "vendidas" varias veces. En estas operaciones, se terminaba ingresando al circuito formal dinero malhabido (se calculan unos 50 millones de pesos), que no se descarta que tenga que ver con delitos federales, como el narcotráfico.

LOS ABOGADOS
Héctor Superti representa al agente bursátil Jorge Oneto y Juan Lewis al escribano Luis María Kurtzeman, ambos detenidos en los allanamientos. Se le suma, también, Daniel Cuenca, ex Ministro de Seguridad de Binner, que defenderá al mencionado Abdala.
La novedad corrió como reguero de pólvora en los pasillos del poder socialista, que recientemente tuvo que defenderse públicamente por lo que entendían que eran ataques de la prensa, al vincularlos Jorge Lanata con el narcotráfico.
La noticia, entonces, cayó mal al exGobernador Antonio Bonfatti (y actual presidente de la Cámara de Diputados) y rápidamente, Rubén Galassi anunció que ayer mismo solicitó la desvinculación de Lewis de la Legislatura, dado que era asesor del bloque oficialista. Vale recordar que Superti es (¿o era?) el abogado defensor de Bonfatti en la causa por el atentado sufrido en 2013.
El vicegobernador de Bonfatti y ahora también diputado, Jorge Henn, fue contundente: “hay que hacer una separación entre el ejercicio de la abogacía, como abogado tengo el derecho de elegir a quien representar aunque en este caso se trata de lacras humanas. Pero desde la política es reprochable, quien está en política no puede dar señales inequívocas, defendiendo a estos ladrones de guante blanco”.
Para el legislador “la decisión de Galassi es acertada”, indicó sobre el pedido de renuncia del diputado provincial a Lewis como asesor del bloque socialista en la Legislatura.
También por Radio 2 de Rosario, el ministro de Trabajo, Julio Genesini, expresó al respecto: "La sociedad necesita señales claras, hay que tratar de evitar ese tipo de situaciones", dijo.
Por su parte, el senador radical Lisandro Enrico, señaló: “Cuando uno está desempeñando una asesoría o ha sido ministro, hay que tener sentido de la ubicación".
El ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, manifestó a través de su cuenta en Twitter: “Hemos trazado una raya y yo sé donde estoy parado. Incomprensible la decisión de ex ministros defendiendo a acusados por lavado y fraude”.
Otro de sus tuits fue: “Cuando se asume la responsabilidad de ser funcionario, se debe comprender que por encima de la ética profesional esta la ética pública”.

LA DEFENSA DE LEWIS
Tras la polémica que disparó su decisión de representar a uno de los detenidos por la megacausa de lavado y fraude, el ex ministro Juan Lewis salió al cruce de las críticas con un posteo en Facebook. Aseguró que sus clientes lejos están de ser “delincuentes de cuello blanco” y “defender a gente acusada de cometer delitos no es ni más ni menos que lo que hacen los abogados penalistas”.
“Asumir la defensa de dos ex compañeros de la facultad (dos escribanos), que están muy lejos de ser millonarios, y mucho más lejos de ser delincuentes de cuello blanco como dicen, no es ni más ni menos que aquello a lo que se dedican los abogados penalistas: defender gente acusada de cometer delitos”, advirtió Lewis desde su muro de la red social.

Te puede interesar