Repensar el lugar de los asesores

Locales 15/10/2016
JORNADA DE CULTIVOS DE VERANO
Ampliar
FOTO PRENSA INTA DISERTANTE. Daniel Tuesca habló sobre malezas.
Ayer se desarrolló en la Experimental Rafaela la tradicional jornada de cultivos de verano, uno de los eventos preponderantes del INTA de nuestra ciudad. Las charlas tuvieron un punto de convergencia destacado: desde lo productivo, lo organizacional y el negocio se vuelve clave definir y establecer el lugar de los asesores. Con la participación de 59 profesionales y 6 estudiantes de 15 localidades de Santa Fe y Córdoba se abordaron diferentes temáticas a tener en cuenta para la campaña que se avecina.
Más allá del diagnóstico de suelo o los precios del mercado, en lo que coincidieron la mayoría de los disertantes de la jornada es en que la cuestión actualmente no pasa por disponer de información, que está accesible y plenamente difundida, sino de acompañar a usarla estratégicamente.
“Es necesario tomar un rol participativo en la innovación, realizar una apropiación selectiva de las tecnologías. Más que de nuevas herramientas se trata de nuevos usos” sintetizó Rubén Giorgi, asesor privado que se refirió en la segunda charla de la jornada a los nuevos escenarios y desafíos del negocio agrícola regional.
Antes, Gabriela Cencig (INTA San Justo) y Lucía Rosetti (INTA Rafaela) se habían ocupado del clásico tema del manejo de la siembra y la elección de cultivares para esta campaña. “Habitualmente nos referimos en esta sección a dos aspectos, el perfil hídrico de los suelos y las precipitaciones. Esta vez, debido a las condiciones climáticas del período, agregamos uno más, de igual importancia: la calidad de la semilla para la siembra” dijo Cencig. La semilla que se guarda el productor, hoy más que nunca, debe ser analizada en su poder germinativo, su vigor y hasta su perfil sanitario, por el efecto que dejó en ella la inundación. Rosetti se refirió a las estrategias de siembra y grupos de madurez y a la adaptabilidad y estabilidad de las variedades de soja presentes.
Las malezas también son desde hace tiempo un escenario que plantea desafíos y nuevas oportunidades, y acá también juega el posicionamiento de los profesionales. Si algo quedó claro con Daniel Tuesca (UNR) es que el problema no se solucionará con más agroquímicos, sino con un tipo de control integral (físico, químico y cultural) en el que las estrategias agronómicas adquieren todo su valor. Y es el asesor quien puede acompañar al productor en la articulación de estos componentes.

Te puede interesar