Gendarmería también investiga

Policiales 15/10/2016
LA MUERTE DEL CURA VIROCHE
Ampliar
MAS GENTE INVESTIGA. El cura fue asesinado hace dos semanas.
SAN MIGUEL DE TUCUMAN, 15 (NA). - Efectivos de Gendarmería Nacional comenzaron a trabajar ayer en forma conjunta con las fuerzas provinciales en la investigación por la muerte del cura Juan Viroche en la localidad tucumana de La Florida.
A pedido del fiscal Diego López Avila, los gendarmes trabajarán con Policía Científica y realizarán un nuevo recorrido por el lugar donde fue encontrado el cuerpo del sacerdote. Por su parte, un médico forense analizará los resultados de la autopsia mientras otros trabajarán con un georradar para tratar de hallar elementos que pudieran estar enterrados en los alrededores de la parroquia.
Asimismo, según varios medios locales, se realizarán controles de vehículos en La Cartujana, calle Echeverría y Don Bosco, y Avenida América y Avenida Francisco de Aguirre, con recursos de Seguridad Vial.
El jefe del Escuadrón 55 de Gendarmería, con asiento en Tucumán, comandante Claudio Domenichini, informó a la prensa que el personal llevó a la provincia un georradar para inspeccionar el lugar del hecho y colaborar en una inspección ocular. "El georradar básicamente permite detectar elementos que puedan estar enterrados y como se habían encontrado un par de celulares en una fisura del terreno, con buen criterio el fiscal pidió utilizarlo para hacer una búsqueda y determinar si hay algo más escondido que pueda servir para la causa", explicó. El gendarme precisó que el fiscal pidió el apoyo de los peritos para volver a ver el lugar del hecho y revisar lo que sería la pericia forense.
La tarea del médico forense será analizar los resultados de la autopsia, mientras que los técnicos se dedicarán a "mirar el expediente, analizar lo que ya se ha hecho y en base a eso determinar pasos a seguir", indicó Domenichini.
La causa está caratulada como muerte dudosa y la principal hipótesis que maneja el fiscal apunta a que Viroche se suicidó.
Pero la familia del sacerdote y una gran parte de la comunidad local que apoyaba la lucha de Viroche contra el narcotráfico afirman que se trató de un crimen y reclaman justicia por lo sucedido.

Te puede interesar