Investigan a un tercero

Policiales 14/10/2016
CRIMEN DE LUCIA
MAR DEL PLATA, 14 (NA). - Los investigadores del crimen de Lucía Pérez, la adolescente de 16 años que fue drogada, violada y asesinada en Mar del Plata, sospechan que además de los dos detenidos pudo haber participado del hecho un tercer hombre, mientras que la madre de la víctima acusa a una amiga de la chica de haber actuado como "entregadora".
Lo que robustece la hipótesis de un tercer homicida es el hallazgo de tres preservativos usados en la casa donde la chica fue asesinada el sábado. "A nosotros nos dijeron que podría haber un menor con estos dos animales, pero no lo sabemos. No queremos acusar a nadie, sólo que se sepa qué pasó", dijo el papá de Lucía, Guillermo Pérez.
Hasta el momento los dos detenidos son Matías Farías, de 23 años, y Juan Pablo Offidani, de 41 e hijo de un conocido escribano marplatense. Pero la fiscal María Isabel Sánchez sospecha fuertemente que alguien pudo haber ayudado a los imputados a preparar el cuerpo para llevarlo al centro de salud al que llegó muerta. Farías vive en la casa de Racedo al 4800, en Playa Serena, al sur de la ciudad, adonde fue Lucía Pérez el sábado a la mañana.
Según contó Marta Montero, la mamá de Lucía, una compañera de la escuela Nº 3 de su hija, llamada Belén, "fue la entregadora". "Ella fue la que el viernes le presentó a Farías, porque supuestamente Lucía quería comprar unos cigarrillos de marihuana",  contó la mujer.
Además, dijo que la amiga de su hija es vecina de los dos detenidos. "Ella vive a la vuelta y nosotros a unos 20 kilómetros de ese lugar y es por eso que mi hija nunca había estado por ahí", aseguró Marta.
Según su madre, Lucía se pudo sentir atraída por Farías y es por eso que fue hasta su casa sin advertir cuál era el plan de los agresores. "Se le proveyó de cocaína en abundancia, también cigarrillos de marihuana y, mermada su voluntad, se la sometió a un vejamen terrible, inhumano, ya que fue violada vía vaginal y anal, no sólo con el pene del hombre que lo hizo sino también utilizando un objeto romo, como pudo haber sido un palo, lo cual motivó que por reflejo vagal se produjera la muerte de la niña", detalló con crudeza la fiscal Sánchez al describir el salvaje ataque.
La fiscal aseguró que luego los detenidos, y tal vez un tercer sujeto, lavaron el cuerpo y lo llevaron en una camioneta al centro de salud de la zona donde pretendieron hacer creer a los médicos que la chica se había desplomado a causa de una sobredosis de cocaína.

Te puede interesar