Ogier busca su cuarto título

Deportes 14/10/2016
RALLY MUNDIAL
Ampliar
FOTO ARCHIVO FRANCES. Sébastien Ogier intentará lograr un nuevo campeonato en Catalunya.

El francés Sébastien Ogier (Volkswagen) afronta este fin de semana el Rally RACC Catalunya-Costa Daurada, antepenúltima prueba del campeonato mundial, con el objetivo de sumar los puntos suficientes para asegurarse su cuarto título consecutivo. Líder con 195 puntos, el tricampeón del mundo tiene una ventaja de 68 puntos con respecto a su compañero de equipo, el noruego Andreas Mikkelsen, vencedor el año pasado de la prueba catalana.
El francés busca sacarse la espina del año pasado con una victoria que le dé el título mundial en un trazado en el que ya ha subido a lo más alto del podio en dos ocasiones (2013 y 2014). Para revalidarlo, Ogier necesita sumar 16 puntos, independientemente del resultado de sus rivales. O, lo que es lo mismo, quedar en tercera posición y sumar 1 punto en el Power Stage, tramo que tendrá lugar el domingo en Salou (Tarragona).
"Nuestro objetivo era situarnos lo mejor posible en la carrera por el título en los rallys de asfalto en Alemania y Francia. No podríamos haber tenido más éxito en este sentido, logrando dos victorias consecutivas", explicó Ogier, que comenzó la prueba con el pie derecho tras liderar el shakedown.
Volskwagen también tiene la oportunidad de conseguir su cuarto título de constructores, siempre y cuando sume 20 puntos más que Hyundai, segundo en la general. Uno de los puntos más emocionantes del rally tendrá lugar este viernes por la tarde, cuando los mecánicos transformen sus coches de especificaciones de tierra a asfalto en 75 minutos. En esa jornada se celebrarán dos especiales de tierra, mientras que el tramo de Terra Alta, el más largo del fin de semana, se desarrolla tanto en tierra como en asfalto y cuenta con cinco cambios de superficie durante sus 38,95 kilómetros. Mañana se disputará la etapa más larga del fin de semana con 139,18 kilómetros, con las especiales de Querol y El Montmell, que regresan al itinerario por primera vez desde 2013.
El último día serán protagonistas los dos bucles en los tramos de Pratdip y Duesaigües, divididos por una asistencia. La primera pasada por Pratdip será nocturna, mientras que la segunda por Duesaigües será el Power Stage final, precisamente donde Sébastien Ogier perdió la victoria el año pasado y donde se otorgarán puntos extra. Las 19 especiales sumarán 321,08 kilómetros cronometrados de un recorrido total de 1.378,31 kilómetros que pueden decidir el campeonato.

Te puede interesar