Aprueban pedido sobre el predio de la Calesita

Locales 13/10/2016
Los concejales también avalaron la cesión de un terreno de barrio Villa Podio a una asociación civil que realiza actividades sociales.
Ampliar
FOTO PRENSA CONCEJO EXTRAORDINARIA. Sin discusión, el proyecto del Frente Progresista impulsado por Mársico fue aprobado en forma unánime.

Más allá del énfasis que por momentos el concejal demoprogresista, Lisandro Mársico, le imprimió a los argumentos del pedido de informes sobre el rol del Municipio en torno al denominado "Predio de la Calesita", el Concejo Municipal aprobó ayer en forma unánime el proyecto impulsado por el bloque del Frente Progresista. Fue el tema que mayor tiempo insumió en la sesión extraordinaria convocada por el cuerpo legislativo para acelerar el tratamiento de proyectos que tiene en agenda y no centralizar todo en las habituales reuniones de los jueves. 
A las 9 en punto en el recinto se inició la labor legislativa en cuyo primer tramo se destacó el recuerdo que hizo el radical Germán Bottero de la figura de Hipólito Yrigoyen, al cumplirse el centenario de su asunción como presidente de los argentinos -ver aparte-. 
Posteriormente, Mársico se explayó ampliamente en fundamentar su proyecto mediante el cual pretende que el Departamento Ejecutivo responda si agotó las alternativas legales para que el terreno ubicado en la esquina de 1º de Mayo y Av. Roque Sáenz Peña no termine en una subasta pública que fue ordenada por el Juzgado Civil y Comercial que preside la Dra. María José Alvarez Tremea en el marco de la quiebra de la Cooperativa 30 de Agosto. 
El edil recordó que ese predio fue otorgado por Ferrocarriles Argentinos a la cooperativa agropecuaria en 1977 con el cargo de concretar obras para promover la carga y descarga de cereales. Sin embargo, la 30 de Agosto se presentó en convocatoria de acreedores en 1992 a raíz de las dificultades financieras y en mayo de 1995 bajó sus persianas presentando la quiebra. 
Para Mársico, al no cumplirse el objetivo de esta donación con cargo era suficiente motivo para que la Municipalidad de Rafaela gestione la revocación de esa transferencia del terreno e inicie los trámites para lograr la cesión bajo la Ley 24.146, mediante la cual ya había obtenido los terrenos ferroviarios luego otorgados a APADIR para la construcción del Parque Integrador. 
Como se sabe, el terreno formaba parte del expediente de la quiebra más allá de que el uso había sido temporalmente adjudicado por el Juzgado al Municipio para que realice el mantenimiento y pueda utilizarlo en sus diversas actividades. Sin embargo, hace dos meses ordenó la subasta y así interrumpió el convenio con el gobierno local. 
"Se perdió el terreno para todos los rafaelinos por falta de gestión", cuestionó Mársico, quien se mostró muy duro con sus profesionales del derecho de Fiscalía. Según sostuvo, tras revisar durante cuatro horas el expediente descubrió que el Juzgado notificó al Municipio y a Nuevo Central Argentino, en marzo del 2015, una resolución que iba a derivar en el remate. Sin embargo, agregó, los fiscales municipales recién avisaron a los concejales de esta situación dos días antes de la subasta. 

TERRENO PARA 
UNA ONG

Por otra parte, los concejales aprobaron con el voto de todos los bloques el proyecto para ceder bajo la figura de comodato un terreno ubicado en barrio Villa Podio a Vecinos Autoconvocados, una entidad que tiene personería jurídica y que realiza tareas sociales en el sector. Un grupo de mujeres que integran el espacio aplaudieron tras la aprobación y se abrazaron a algunos de los ediles a modo de agradecimiento. 
También el Concejo aprobó un acuerdo entre el Municipio y el Club Peñarol que permitirá a la entidad de barrio Villa Rosas saldar una deuda por la obra de cloacas mediante el alquiler durante cinco meses de sus instalaciones al gobierno local. 
Por último, los ediles aceptaron la donación por parte del Banco Hipotecario de una calle y una fracción de terreno ubicado en el predio donde se construyeron los 132 departamentos del plan Procrear, en Villa del Parque. Y en el mismo momento resolvieron que esa calle curva interior del predio se pase a llamar Juan Francisco Fertonani, quien fue intendente de Rafaela entre 1920 y 1922 además de concejal entre 1925 y 1926. 


Te puede interesar