Conmovedor: el perro sigue esperando al cura

Información General 12/10/2016
La mascota de sacerdote Juan Viroche -apareció ahorcado en el interior de la Casa Parroquial, y su muerte se investiga-, continúa firme en la puerta de la Iglesia esperando a su gran amigo. Aunque la parroquia está cerrada, el can no se rinde y nadie lo puede sacar de allí.
Ampliar
FOTO INTERNET - MUESTRA DE FIDELIDAD.- El perro prácticamente no se mueve de la entrada a la Iglesia.

No entiende de suicidios ni de amenazas de narcos ni de religiones, el amor de las mascotas hacia sus amos suele ser incondicional y una prueba más es lo que ocurre con el perro del cura Juan Viroche, que aún lo sigue esperando en la puerta de su Iglesia, donde apareció ahorcado.

El animal era uno de los mimados del sacerdote, cuya muerte se investiga. Y si bien la Parroquia sigue cerrada desde el trágico hecho, el can permanece allí, recostado, esperando su regreso.

Publica hoy Crónica que el animal pasa alli la mayor parte del tiempo y muchos creen que está triste. Duerme en una improvisada cucha que se hizo con uno de los carteles que utilizaron los vecinos para marchar y pedir por el esclarecimiento de la muerte del sacerdote que había denunciado amenazas de bandas narcos a las que había denunciado.

"Nosotros no sabemos el nombre. El cura sólo chiflaba y él venía junto con otro perro que quedó dentro del predio de la iglesia", contaron  vecinos que también buscan respuestas a una muerte que los conmovió.

La mayor parte del tiempo duerme y, cuando abre los ojos, la mirada triste se hace presente. Los gritos de los que ocasionalmente pasan por el frente de la Iglesia lo alertan y, a los pocos minutos vuelve a su posición y a la vigilia constante, que ya lleva seis días.

Además, los vecinos aseguran que "a veces se levanta, da vueltas por la zona, y merodea la Iglesia. Lo sigue esperando al cura".

Te puede interesar