Fuerte reclamo por más "justicia" y "seguridad"

Nacionales 12/10/2016
"Somos invisibles para los funcionarios y legisladores” asegura el documento que se leyó durante la marcha que fue organizada por familiares de víctimas de delitos.

BUENOS AIRES, 12 (NA). - Con la presencia de familiares de las víctimas de resonantes hechos de violencia, miles de personas exigieron ayer por la tarde "justicia" y "seguridad" en un acto que se desarrolló frente al Congreso Nacional bajo la consigna #ParaQueNoTePase. 
En el acto central, que arrancó poco antes de las 19:00 y al que según la policía concurrieron unas 2.000 personas, se leyó un petitorio con acciones para que el Estado y la Justicia adopten. Entre las principales demandas sobresalieron la creación de un registro de víctimas de hechos impunes; y una asistencia integral, inmediata y sostenida a las víctimas y sus familiares.
Además se exigió que se implementen políticas de prevención y de control que impidan nuevas tragedias evitables; la participación en todo el proceso penal de las víctimas; y que las penas sean de cumplimiento efectivo, "ni un día más pero tampoco un día menos", sostuvo el petitorio que leyeron los periodistas Luis Novaresio, Lorena Maciel e Ignacio Girón.
El acto fue organizado por familiares de víctimas de delitos como la mamá de Angeles Rawson, Jimena Aduriz; la hermana de José Luis Cabezas, Gladys Cabezas; Carolina Piparo, quien perdió a su bebé tras ser baleada en una salidera bancaria en La Plata; Matías Bagnato, sobreviviente de la Masacre de Flores; y una decena de familiares de víctimas de inseguridad, accidentes de tránsito y femicidios.
También participaron de la organización familiares de la tragedia de Once, con María Luján Rey a la cabeza, y de Cromañón, con Nilda Gómez como principal exponente; y se sumaron las Madres del Dolor, encabezadas por Isabel Yaconis, Viviam Perrone y Silvia Irigaray; familiares de María Cash, desaparecida desde 2011; y Alberto Lebbos, padre de una joven asesinada en Tucumán en 2006.
El escenario se montó en el centro de la Plaza del Congreso, a espaldas del edificio parlamentario y a la altura de la calle Rodríguez Peña. Las ambulancias se ubicaron sobre Avenida de Mayo y Avenida Rivadavia, y hubo médicos del SAME repartidos en distintos sectores de la plaza que tuvieron que atender a un par de personas que sufrieron desmayos.
La escenografía del lugar la completaron algunos micros estacionados sobre las arterias que bordean la plaza, decenas de puestos de ventas de choripán y patys, y pancartas con las caras de las víctimas, algunas cuyos casos tuvieron repercusión mediática y otros que no. Entre los cánticos se escuchó: "Justicia, justicia", "Asesinos a la cárcel", "Si son menores que paguen", "Seguridad" y "Argentina, Argentina".
"Me parece que la marcha va a servir para visibilizar a las víctimas. Acá hay familias que sufrieron pérdidas irreparables por distintos tipos de delitos y es imperioso que el Estado los tenga en cuenta. Es la primera vez que los familiares formamos un colectivo para llamar la atención de los tres poderes", dijo a NA Adrián Marcenac, padre de Alfredo, el joven que fue asesinado por el tirador Martín Ríos sobre la avenida Cabildo, en el barrio de Belgrano, en 2006.
En tanto, Osvaldo Morales, abuelo de Santiago Miralles, un nene de seis años que fue secuestrado y asesinado en la localidad de Canning, partido de Esteban Echeverría en 2005, dijo que el principal reclamo "es que si a alguien le dan perpetua que cumpla la pena. Queremos una justicia justa".
El acto empezó a las 18:50 y tras una introducción de los tres periodistas se subió al escenario Marcela Morelo para cantar "Argentina te quiero". Luego se proyectó un video con imágenes de víctimas y se leyeron adhesiones, lo que provocó el único abucheo de la noche cuando Girón mencionó a las Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora.
El acto siguió con la lectura del petitorio: "Tenemos como denominador común el dolor, pero también la búsqueda de justicia. Sentimos la imperiosa necesidad de levantar la voz para que se nos escuche, porque sabemos de qué estamos hablando, porque sabemos que hay miles como nosotros que no tienen posibilidad de hacer público su caso, pero que en soledad y con la vida destrozada tienen las mismas necesidades".
El cierre del acto llegó minutos antes de las 20 con Julia Zenko cantando "#Honrar la vida", de Eladia Blázquez, y luego todos entonaron el Himno Nacional. Además de los organizadores se encontraban las Madres del Dolor, encabezadas por Isabel Yaconis, Viviam Perrone y Silvia Irigaray; familiares de María Cash, desaparecida desde 2011; y Alberto Lebbos, padre de una joven asesinada en Tucumán en 2006.

Te puede interesar