Caja de explosivos tirada en una ruta

Policiales 12/10/2016
Se cayó de un transporte y la encontró un vecino de Villa María. Eran 25 kilos de barro pesado (gelamita85) que salieron de la fábrica Austin Powder, de Bella Italia.
Ampliar
FOTO LA VOZ GELAMITA. La caja hallada en la ruta cordobesa.
Una caja repleta de explosivos de alto poder destructivo encontró un vecino en la calle Maciel (Ruta Pesada) al 720, de la ciudad cordobesa de Villa María. Alrededor de las 9 de la mañana formuló el alerta a la Policía, la cual una vez constituida en el lugar por medio de su personal, logró constatar la existencia de una caja de barro explosivo (gelamita 85) de la fábrica Austin Powder, de 25 kilogramos, la cual se encuentra precintada.
Por los dichos del vecino que la encontró, la misma se le cayó a un furgón, pintado de azul y blanco, que la transportaba, al que no se lo pudo identificar. La Policía secuestró la caja con explosivos para su destrucción posterior en un lugar seguro.

AUSTIN POWDER
Esta empresa de explosivos tiene su casa matriz en Cleveland (Estados Unidos), habiendo tenido su desembarco en Rafaela en 1993, al adquirir la vieja fábrica de pólvora de Foti que funcionaba desde 1959 en el sector norte de la ciudad.
Luego comenzó a levantar una planta modelo en el distrito de Bella Italia, donde adquirió un predio de 250 hectáreas, elaborando allí emulsiones, material denominado explosivo de seguridad, que se usa para cargas en cartuchos y a granel, empleado preferentemente en túneles de la industria minera.
Se trata de un producto que permite sustituir importaciones y abastecer el total de la demanda interna, aunque también se destinará parte de la elaboración a mercados fronteras hacia afuera.

¿QUE ES LA
GELAMITA?
La gelamita, también conocida como barro pesado, es un alto explosivo del tipo Slurries o Watergel, de consistencia sólida pastosa, diseñado para su uso como carga de fondo o de columna en cualquier diámetro de perforación. Se envasa en cartuchos de film de polietileno reforzado en diámetros de 28mm y 32mm, y con una longitud de 30cm.
Dado que se puede entregar en el calibre indicado por el usuario, (entre 25mm y 40mm) facilita su carga y es innecesario y no aconsejable el taqueo de los cartuchos. Son explosivos aptos para uso en perforaciones con agua, y en un amplio rango de temperatura.

Te puede interesar