Tensión en la CGT por la convocatoria al paro

Nacionales 10/10/2016
Pablo Moyano amenaza con romper la CGT si la central no convoca a un paro general
Ampliar
FOTO ARCHIVO PABLO MOYANO. Mantiende una de las posturas más combativas.
BUENOS AIRES, 10 (NA). - El secretario adjunto del sindicato de Camioneros, Pablo Moyano, amenazó ayer con romper la CGT si la central obrera no convoca a un paro general más allá que el Gobierno apruebe o no un bono navideño. 
El camionero disparó con dureza contra el triunvirato conformado por Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña al sostener que la conducción de la CGT "no tuvo huevos para pararle al Gobierno". Con fuertes críticas, el sindicalista advirtió que "si acepta un bonito o maquillaje" a cambio de desactivar el paro que impulsan otros sectores del movimiento obrero, "no tendría sentido seguir" en esa central.
De esta manera, Moyano agitó las aguas de una CGT que ya venía revuelta a raíz de las distintas visiones sobre cómo plantarse frente al Gobierno en el actual contexto de conflictividad social y laboral. Las facciones debaten si seguir en una tesitura conciliadora a la espera de alguna respuesta parcial como un bono de fin de año, o bien dar por terminada la mesa de negociación y llamar a una huelga general que reclame medidas más de fondo como la reapertura de paritarias.
Claramente, Pablo Moyano se sitúa en este último grupo, que considera que el tiempo del que disponía el Gobierno para hacer una oferta a los gremios ya está agotado, y que llegó el momento de la confrontación en la calle. "La CGT no tuvo huevos para pararle al Gobierno.
Si la CGT acepta un bonito o maquillaje, no tiene sentido seguir en un espacio donde no se defienden los intereses de los trabajadores", aseguró el secretario adjunto de Camioneros en declaraciones a radio Del Plata. "Si no hay una definición concreta, no tendría sentido seguir en la CGT. Nos quedaremos en el gremio y que siga la CGT con sus reclamos", amenazó.
Moyano se quejó también de la estrategia que a su entender utilizó el Gobierno para instalar en la agenda de la dirigencia sindical la discusión por el bono de fin de año, desviando el eje principal que se había planteado originalmente, y que tenía que ver con cambios en el impuesto a las Ganancias y recomposición salarial mediante reapertura de paritarias.
El sindicalista definió a los ministros nacionales con los que los jefes de la CGT entabla negociaciones como "profesionales del chamuyo" que no realizan promesas pero que después no brindan soluciones concretas. 
A su vez, el hijo de Hugo Moyano lamentó que el Gobierno haya tenido una velocidad para tomar medidas a favor del complejo agroexportador y el sector minero, pero que en los 10 meses que lleva de gestión no haya brindado respuestas a los trabajadores. 

BONO UNIVERSAL
El líder sindical de los gastronómicos Luis Barrionuevo se sumó ayer a las presiones que ejerce la CGT para arrancarle al Gobierno respuestas a los reclamos de recomposición salarial, y en ese sentido le pidió un "bono de fin de año para todos" los gremios estatales y privados. 
El pedido de Barrionuevo se inscribe en un contexto de fuertes pujas al interior de la CGT sobre el tenor de la medida de fuerza contra el Gobierno cuyo anuncio sería inminente, ante la falta de compromisos formales. 



Te puede interesar