Trascendió el último audio enviado por el cura Viroche antes de morir

Policiales 09/10/2016
Las intimidaciones que recibía el padre incluían fotos de un sobrino y estaban acompañadas con advertencias: "Estos son tus sobrinos, ¿verdad? Ya sabés si no te callas", decía la amenaza.
SAN MIGUEL DE TUCUMAN, 9 (NA). - En el marco de la investigación por la muerte del cura Juan Viroche, hallado ahorcado en la Iglesia Nuestra Señora del Valle de La Florida, trascendió ayer su última comunicación con vida, un audio enviado a un amigo muy cercano donde le cuenta que recibía intimidaciones.
En tanto, el abogado de la familia del cura confirmó que Viroche había recibido amenazas en los últimos 20 días. En la grabación que se conoció este sábado, Viroche explica que venía recibiendo amenazas telefónicas y también por mensajes privados de la red social Facebook.
Esto último lo había inquietado especialmente, ya que las intimidaciones incluían fotos de un sobrino y las imágenes estaban acompañadas con advertencias: "Estos son tus sobrinos, ¿verdad? Ya sabés si no te callas".
"Esto ya es con mis seres queridos, es muy feo vivir así, me está afectando afectivamente", dice Viroche en el audio de la mensajería instantánea WhatsApp que difundió el canal C5N. En el extenso mensaje dice que no había entrado "en psicosis, pero si en mucha desconfianza".
Luego, revela que las amenazas se agravaron el 14 de septiembre, día en que una sobrina fue amenazada por un hombre que circulaba en un auto blanco. "Son mis seres queridos", lamenta el cura, quien ante ese episodio decidió hablar con el obispo de Tucumán, monseñor Alfredo Zecca, para que acelere su traslado a otra parroquia.
Sin embargo, esto no llegó a concretarse. 
El abogado José del Río sostuvo que las amenazas fueron por teléfono o mensaje de texto, de dos o tres teléfonos distintos y las primeras pericias arrojaron que habrían sido amenazas en los últimos 20 días".
Del Río agregó que "no podemos asegurar si (las amenazas) son de un grupo narco o relacionado con las denuncias que hacía el padre contra el narcotráfico".
Viroche había denunciado el avance de las drogas en localidades del interior de la provincia durante los últimos años y vecinos del lugar informaron a la policía que el sacerdote les había comentado su intención de alejarse del lugar por las amenazas que habría recibió últimamente.
El fiscal que investiga la muerte del cura sumó nuevos elementos a partir de una serie de peritajes policiales que refuerzan la hipótesis del suicidio, informaron fuentes de la investigación.
No obstante, miembros de la Iglesia Católica, fieles y vecinos insisten en que el sacerdote fue asesinado en venganza por haber denunciado la venta de drogas y se realizó una masiva marcha en la capital tucumana en reclamo del real esclarecimiento del caso. De acuerdo a los voceros consultados, el fiscal Diego López Avila recibió un informe realizado donde se halló el cadáver por los peritos de la División Criminalística y efectivos de Homicidios de la Policía provincial.
En este peritaje se indicó que la únicas huellas encontradas pertenecen a Viroche y que en el lugar no se advirtieron signos de pelea, precisaron los informantes.

Te puede interesar