Celulares en las cárceles: los prohiben, pero...

Policiales 07/10/2016
En los institutos carcelarios de la provincia de Córdoba, se dan episodios de indisciplina por parte internos que vulneran las normas establecidas por la Justicia para las personas privadas de su libertad. Provocativas selfies en la cárcel de San Francisco reavivan la polémica. ¿Nadie le pone el cascabel al gato?
Ampliar
FOTO INTERNET - UNA PRUEBA.- Prohiben el uso de celulares en las cárceles, pero...

En últimas horas, en la red social Facebook circularon fotografías tomadas desde la Unidad Penitenciaria Nº 7 de la cordobesa ciudad de San Francisco, que revelan la proliferación de teléfonos celulares en manos de reclusos. Las imágenes son acompañadas por frases como "Nos espera la calle… Mátense giles. Tranka… biennn piolaaa".

Ante esta situación, cabe una reflexión: ¿se pueden flexibilizar las normas que prohíben el uso de teléfonos no públicos en las cárceles? La ley 24.660 señala en uno de sus artículos que "las visitas y la correspondencia que reciba o remita el interno y 'las comunicaciones telefónicas', se ajustarán a las condiciones, oportunidad y supervisión que determinen los reglamentos".

Al respecto, memora La Voz de san Justo en un informe periodístico que el Manual de capacitación en Derechos Humanos para funcionarios de prisiones, difundido por Naciones Unidas en 2004, advierte que una "llamada telefónica puede sustituir una carta o una visita"; o que "el contacto telefónico puede ser especialmente importante en el caso de ciudadanos extranjeros privados de su libertad para los que las visitas pueden ser prácticamente imposibles".

REFLEXION

En definitiva: "Ser o no ser. Esa es la cuestión", (To be, or not to be), es la primera línea de un soliloquio de la obra de William Shakespeare Hamlet (escrita alrededor de 1600), en el acto tercero, escena primera. Es una de las citas más famosas de la literatura universal y la más conocida de esta obra en particular.

Te puede interesar