Repercusiones por la suspensión de la baja de retenciones a la soja

SUPLEMENTO RURAL 06/10/2016
Pedro Rostagno, presidente de la Sociedad Rural de Rafaela, expresó que se debía haber tenido otra “contemplación” con nuestra zona, después de las pérdidas por el temporal de abril. Además manifestó que la “promesa incumplida sigue distorsionando al campo”.
Ampliar
FOTO J. BARRERA ROSTAGNO. “Hay oportunidades que se están desaprovechando”.
Esta semana se confirmó lo que se evidenciaba hace tiempo: el gobierno nacional no volverá a reducir los derechos de importación a la soja, a pesar de la promesa de recortarlos en 5 puntos antes de fin de año.
Luego de haber quitado las retenciones al resto de los cultivos y de bajarlas de 35% a 30% a la oleaginosa, la necesidad de fondos para equilibrar las finanzas hizo que el Estado decida no modificar la situación. Si anunció una devolución para los productores de las provincias del NOA y el NEA, como compensación por los costos de transporte, mientras se proyecta el “Plan Belgrano”. La nueva promesa es, además, una quita de medio punto por mes a partir de enero de 2018.
Obviamente esta decisión de no tocar el esquema motivó diferentes reacciones. Por lo pronto nosotros dialogamos con Pedro Rostagno, presidente de la Sociedad Rural de Rafaela, quien fue concreto al respecto: “Es una promesa incumplida y siguen las distorsiones para el campo, porque esto no hace más que meter palos en la rueda. Es un factor más que no permite que el campo se exprese en toda su potencialidad, que el campo pueda contribuir de otra forma con la economía del país, generando riqueza, generando empleo. Hay zonas donde por más que vaya a haber una devolución de esas retenciones, quedan fuera del negocio. En vez de preocuparse por mejorar la situación del campo y darle herramientas para que pueda expresar todo su potencial, van por la fácil”.
Pedro luego profundizó conceptualizando que “uno entiende que esto realmente es una madeja tan enredada que en tan poco tiempo es imposible que el Gobierno pueda acomodarla y que pueda empezar a funcionar como un país normal. No obstante creo que hay oportunidades que se están desaprovechando. El campo estaba expectante de las promesas que el Gobierno había realizado en su plataforma política hacia el sector. En el arranque cumplió, pero en el mientras tanto no está cumpliendo. Cumplió con lo que tiene que ver con el tipo de cambio, en el inicio de la baja de las retenciones excepto soja. Pero no le dio continuidad y no está cumpliendo con el sector tambero, porque por más que hablen sobre los millones de pesos de ayuda, el sector hoy sigue igual que hace un año atrás, con muchas carencias y muchas preocupaciones de cómo va a seguir esto para adelante”.
Cuando se hace referencia sobre la posibilidad de que la no quita de retenciones incida directamente en la decisión de hacer o no soja para la siguiente campaña tiene que ver con la rentabilidad. Con los actuales valores internacionales se hace dificultoso obtener una ganancia para aquellos que alquilan y además “hay que tener en cuenta las distancias a los puertos, a los centros de industrialización” explicó Rostagno. “Hoy la logística tiene un costo impresionante y sobre eso es poco y nada lo que se está haciendo. O al menos las intenciones no se ven plasmadas. Mientras para el productor se da como era antes: cada tres camiones uno queda para el Estado en lo que es soja. Es lamentable porque no hay ningún otro sector del ámbito productivo que esté contribuyendo de la forma que contribuye el campo.”
La posición de Rostagno es mucho más radical que los dichos de otros dirigentes del ruralismo, incluso de pares de la Sociedad Rural que de algún modo entendieron la decisión del gobierno. Para Pedro “las cosas hay que decirlas y si se necesita del campo que lo pidan, expresamente y de otra forma. Hubieran avisado antes, sobre todo para nuestra zona, donde para la soja fue una campaña muy mala, no es lo mismo que pasó en la provincia de Buenos Aires o en otras zonas donde la lluvia no causó los estragos que sí ocasionó acá. Aquí los rindes fueron de la mitad de los rindes habituales, de lo que se pudo juntar y de mala calidad”.

SANTA FE SOLO
RECUPERO EL 5,3%
Según un informe de la Bolsa de Cereales de Santa Fe, en el primer semestre del año se distribuyeron en concepto de Fondo Federal Solidario (FFS) $ 11.723,1 millones, correspondiéndole de ese total a Santa Fe $ 1.011,9 millones. Esto reflejan un 45,8% de incremento si se los compara con igual período del año anterior.
Considerando el efecto de la inflación, los fondos que recibió la provincia de Santa Fe, en términos reales, tuvieron un aumento del 6,3%. Sin embargo, el Estado santafesino recibió por Fondo Federal Solidario solamente el 5,3% de lo que aportó en materia de retenciones al complejo sojero.

Te puede interesar