Malcorra no será la secretaria de la ONU

Nacionales 06/10/2016
ELIGEN AL PORTUGUES GUTERRES PARA EL CARGO
Ampliar
FOTO NA MALCORRA. Durante su exposición en el Congreso.
BUENOS AIRES, 6 (NA). - La canciller Susana Malcorra quedó ayer fuera de la competencia por la Secretaría General de la ONU, tras recibir un veto en la elección que encumbró para el cargo al ex primer ministro portugués Antonio Guterres. Fuentes diplomáticas confirmaron que la jefa de la diplomacia argentina recibió un voto negativo por parte de uno de los cinco países con poder de veto en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y todo indica que sería el Reino Unido. 
Pese a que no hubo confirmación oficial, un alto diplomático indicó a esta agencia que Londres había presentado su objeción para que Malcorra sea la sucesora del surcoreano Ban Ki-moon, pese a los gestos de acercamiento bilaterales de los últimos meses.
Tras conocer la decisión, Malcorra felicitó a Guterres, pero aseguró que quedó "pendiente" la cuestión de género en el organismo internacional y confirmó que seguirá al frente del Ministerio de Relaciones Exteriores. El puesto de la jefa de la diplomacia es pretendido por otros referentes de la coalición Cambiemos, como el propio ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay.
Tras recibir cinco votos a favor, siete negativos y tres abstenciones, además de un veto, la ministra argentina felicitó al lusitano por su triunfo, aunque resaltó que "queda una asignatura pendiente con respecto al género". "Felicitaciones a Antonio Guterres por su elección como secretario general. Le deseo lo mejor en su gestión al frente de nuestra ONU", sostuvo la funcionaria nacional a través de su cuenta de Twitter.
Por la misma vía, la jefa del Palacio San Martín lamentó que la ONU no haya roto la supremacía masculina a la hora de elegir conductores, ya que en los 71 años de historia nunca hubo una mujer al frente del organismo: "Nos queda una asignatura pendiente con respecto al género".
Malcorra se enteró del resultado de los comicios realizados en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas al abandonar el recinto del Senado, al que había concurrido para brindar explicaciones a la comisión de Relaciones Exteriores y Culto respecto a la política oficial sobre el reclamo de soberanía de las Islas Malvinas.
La jefa de la diplomacia argentina había supervisado la declaración conjunta que firmaron recientemente los vicecancilleres Carlos Foradori y Alan Duncan, un texto que despertó mucha polémica por las concesiones de la Argentina.
No obstante, ese pronunciamiento no logró remover completamente la resistencia a su candidatura en el Reino Unido, al punto que algunos editoriales pidieron que fuera vetada. Los otros países con poder de veto en el órgano principal de Naciones Unidas son Rusia -algunos diplomáticos señalaban que también podría haber sido el responsable del veto-, Francia, Estados Unidos y China, cuyos líderes intercambiaron gestos de afinidad con Mauricio Macri en los últimos meses.
Malcorra agradeció al presidente Mauricio Macri por haberla postulado y ratificó su permanencia en el cargo. "Gracias presidente Mauricio Macri por su confianza. Representé al país de la mejor manera posible. Continuaré con la tarea que me encomendó", destacó.
Guterres, quien sucederá a Ban Ki Moon a partir del 1° de enero de 2017, ratificó su favoritismo al obtener 13 votos a favor y dos abstenciones, por lo que este jueves será ratificado y consagrado como nuevo secretario general de la ONU hasta fines de 2021.
El portugués será el quinto europeo en asumir al frente de la Secretaría General de las Naciones Unidas, ya que anteriormente lo habían hecho el británico Gladwyn Jebb; el noruego Trygve Lie; el sueco Dag Hammarskjöld; y el austríaco Kurt Waldheim.
La carrera política de Guterres lo llevó a ser primer ministro de Portugal entre 1995 y 2002; presidente de la Internacional Socialista entre 1999 y 2005; y su reciente paso por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) entre 2005 y 2015.
La designación de Guterres terminó con la tradición de rotación geográfica del puesto de secretario general, ya que se suponía que le tocaría a Europa del Este, pero ninguno de los candidatos de esa región logró el respaldo de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad (Estados Unidos, Rusia, China, Francia y el Reino Unido) que tienen el poder de vetar a un candidato. 

Te puede interesar