“Sería muy lindo volver”

Deportes 05/10/2016
Lucas Albertengo no le cierra la puerta a un posible regreso a la ‘Crema’ en el futuro ya que “me gustaría jugar con mi hermano en Atlético”, apuntó el delantero de Independiente. También tiró buena onda: “Los veo muy bien, la verdad que permite ilusionarse, sobre todo por el amor propio, la entrega que están demostrando”.
Ampliar
FOTO ARCHIVO SOBRE ATLETICO. / "El equipo se quiere quedar en primera y eso la verdad que nos ilusiona a todos”. apuntó Lucas.

Juan Manuel Llop ya le puso su estilo, su identidad a Atlético de Rafaela. Y el equipo se lo trasmite a los hinchas en cada presentación. Con cinco fechas jugadas tiene en la columna del debe el poder ofensivo, la jerarquía individual en el ataque. Le cuesta convertir; a este Atlético y al de los últimos años. Más allá del despliegue, inmenso, de Robin Ramírez, y del aporte de los que hoy día tienen la misión de llevar peligro al arco rival. Desde la partida de Lucas Albertengo la ‘Crema’ no encontró reemplazante. De hecho, el elenco ‘albiceleste’ ha extrañado su magia, también sus goles (4 en el Transición y 6 en el Final, ambos en el 2014), aunque quien dice, quizás los caminos de Lucas y Atlético se vuelvan a cruzar en un futuro: “Sería muy lindo volver a Atlético y más jugar con mi hermano”, declaró Albertengo en charla con Radio El Espectador.
“En el fútbol nunca se sabe lo que puede pasar pero para mí volver a Atlético sería muy lindo y más jugar con mi hermano, me gustaría jugar con Mauro en Atlético. No puedo decir los tiempos, no sé si en seis meses, dos años o cinco, pero me gustaría poder cumplirlo”, manifestó Lucas.
El delantero, que siempre ha expresado su cariño por el club también habló del presente de la ‘Crema’ y mandó buenas energías: “Los veo muy bien, la verdad que permite ilusionarse, sobre todo por el amor propio, la entrega que están demostrando. Demuestran que se quieren salvar, que saben a lo que juegan, que tienen un objetivo claro, conocen la situación que están pasando pero están demostrando, sobre todo desde lo actitudinal, que el equipo se quiere quedar en primera y eso la verdad que nos ilusiona a todos”.
Lo mira desde afuera, pero se siente parte. “Una lástima lo del domingo, no lo pude ver porque viajaba a Junín pero lo iba escuchando por radio. Mereció mucho más y es una lástima no haber podido traer nada por lo que significa el rival y en su cancha”, contó Lucas, y agregó: “Hubiera sido muy importante desde lo anímico para Atlético, ahora quedó atrás y van a pensar en lo que viene y esperemos que puedan seguir consiguiendo los resultados que se merecen”.
Albertengo sufrió la rotura de los ligamentos de la rodilla izquierda en octubre del año pasado y, desde entonces, nunca logró volver a su máximo nivel. El lunes, en el juego de la Reserva del ‘Rojo’ ante Sarmiento, salió lesionado con un desgarro en el isquiotibial de la pierna derecha.
“La inactividad me pasó factura, piqué a una pelota y sentí el pinchazo”, contó el nacido en Egusquiza sobre su lesión del pasado lunes en Junín. “Cuando me lesioné otra vez uno se bajonea nuevamente porque estaba haciendo lo que quería, volver a jugar, volver a sumar minutos, ir agarrando ritmo, ahora ya está, comparado a lo que me pasó anteriormente esto no es nada y tendré que esperar tres semanas más para poder jugar”.
En el último mercado de pases tuvo la posibilidad de irse a México pero se quedó. “No sentí que era el momento, quería tener una revancha en el club, sentí que me había ido bien y merecía otra oportunidad y por eso decidí quedarme a pelear un lugar”, declaró Albertengo, que luego reconoció: “No había vuelto a jugar y tenía muchas dudas, no quería irme a un lugar donde no sabía cómo iba a estar y para irme primero necesito saber que yo estoy bien, necesito jugar y sentirme importante, quería otra oportunidad en Independiente”.
También se habló de un posible retorno a Rafaela, y de esto también Lucas habló: “Tuve una charla con Carlos Volta pero fue cuando circuló la versión de un posible préstamo a Olimpo, que yo me había enterado por los medios, pero nadie me había dicho nada. Hablé con la gente de Independiente y el cuerpo técnico me dejó en claro que me querían y que me iban a tener en cuenta”.
Albertengo jamás será un apellido más en Atlético de Rafaela y todos sueñan con un posible retorno.

Te puede interesar

Te puede interesar