A "Pocholito" lo rebotan en Córdoba y Santa Fe

Policiales 06 de agosto Por
TANTO RAFAELA COMO SAN FRANCISCO SE DICEN "INCOMPETENTES"

Esther Martínez, titular del Juzgado de Niñez, Juventud y Violencia Familiar y Penal Juvenil de la ciudad cordobesa de San Francisco, se declaró incompetente el día jueves para entender en la causa del menor de 14 años, Alan Catriel Martínez -alias "Pocholito"- presunto autor de la muerte violenta de Santiago Abraham Dávila, ocurrida en jurisdicción de la ciudad de Frontera (Dpto. Castellanos, provincia de Santa Fe). Recordemos que Dávila era tío de la intendente de Frontera, Victoria Civalero.
De esta manera, por la edad de Alan Martínez, y resuelta la cuestión de competencia, su futuro podría quedar en manos de la Subsecretaría de Niñez, Adolescencia y Familia de Rafaela, y no en San Francisco. Se hablaba de que el traslado del menor a nuestra ciudad sería inminente.
El fundamento de las autoridades judiciales cordobesas se basa en que el crimen que se le imputa a "Pocholito" ocurrió en territorio santafesino, en el departamento Castellanos, por lo que deben hacerse cargo del menor las instituciones rafaelinas, cabecera de este Departamento y Circunscripción judicial.

REPASO
Alan Catriel Martínez, de 14 años, tras una semana de hallarse prófugo de la Justicia se presentó espontáneamente ante la Fiscalía de Menores de los Tribunales de Rafaela, en compañía de su padre y familiares. Esto tuvo lugar en la jornada del 13 de julio, en plena feria judicial. 
Por su inimputabilidad, ya que Alan tiene 14 años y no es alcanzado por la Justicia de Menores, que considera imputables a los jóvenes desde los 16 a los 18 años; fue puesto en manos de la subsecretaría de los Derechos de la Niñez, Adolescencia y Familia de Rafaela.
Poco más tarde, las autoridades de esta dependencia -Dra. Lorena Adorati- se excusaron diciendo no tener competencia según la legislación santafesina, ya que además de que el menor es inimputable, presentaba domicilio en la localidad cordobesa de Balnearia, y su padre en la localidad de Miramar en la misma provincia. La madre y el padrastro de "Pocholito" fallecieron en medio de un incendio tiempo antes, en lo que fue un drama pasional.
Apenas arribado a esta ciudad y ante la evidente contradicción de lo expresado por las autoridades de minoridad en cuanto a la legislación cordobesa y santafesina, quedará por dirimir cómo se resuelve la situación de Alan Catriel Martínez, acusado de asesinato a tan sólo 14 años de edad.
Cabe destacar que la jueza Martínez con su decisión, además revocó la medida dispuesta por su colega cordobés, el juez Guillermo Rabino, quien semanas atrás había ordenado el traslado del menor al Complejo Esperanza de la ciudad de Córdoba, donde "Pocholito" ya había estado con escasos resultados.




Te puede interesar