José Zenklusen cumplió con promesa a la Virgen

Información General 11 de noviembre Por
Su hijo Andrés de 12 años tiene leucemia desde hace casi dos años y la evolución es muy buena, no toma medicamentos porque la enfermedad se encuentra en una etapa de remisión como si estuviera dormida. La mejoría hizo que retomara la escuela. "Al principio de la enfermedad le prometí a la Virgen que si se sanaba iba en bicicleta a visitarla", cuenta a LA OPINION.

Por Emilio Grande (h.) con foto.-

“Tenía que cumplir con una promesa que le había hecho a la Virgen, en caso de que el Flaco (por su hijo Andrés) saliera bien. Luego que se detectó su enfermedad prometí que iba a ir en bicicleta hasta San Nicolás”, testimonia José Zenklusen durante una entrevista con este cronista de LA OPINION.


Andrés de 12 años tiene leucemia desde hace casi dos años y la evolución es muy buena, según cuenta José: “no toma medicamentos porque la enfermedad se encuentra en una etapa de remisión como si estuviera dormida (puede volver en el futuro). La mejoría hizo que retomara la escuela (cursa 6to. grado en la Alberdi), ya que le hace bien física y anímicamente estar con sus compañeros”.
En su momento Andrés había sido atendido en la ciudad de Santa Fe por los doctores Néstor Rossi y Alejandro Arévalo.

EXPERIENCIA UNICA
Para visitar a la Virgen del Rosario en el santuario de San Nicolás (provincia de Buenos Aires), José fue con dos amigos: Juan Fux y Carlos Acuña.
Salieron el viernes 5 de noviembre a las 5:45 y llegaron a San Nicolás el sábado a las 18 horas, pedaleando 300 km con un recorrido que incluyó Nuevo Torino, Gálvez, Arocena, Puerto General San Martín, autopista Santa Fe-Rosario, circunvalación de Rosario (subieron a un fletero hasta la salida), para continuar por la autopista hasta San Nicolás. El primer día tuvieron viento en contra y fueron más lentos y el segundo el viento fue a favor y recuperaron el tiempo del día anterior.
"La primera noche dormimos en Barrancas, pero antes de llegar a unos 5 km se rompió el piñón de una de las bicicletas. Entonces uno se adelantó para avisar a algún bicicletero para que nos socorriera y los restantes fuimos caminando; cuando llegamos eran las 21 horas nos estaban esperando. Hay gente buena en todos lados. Luego, previo a la llegada a San Nicolás tuvimos dos pinchaduras de gomas", menciona José, de profesión peluquero.
El domingo fueron tres autos desde Rafaela para buscar a los tres ciclistas: su esposa Susana, Silvia (mujer de Acuña) con su hijo, María del Carmen (de Fux) y Oscar Albrecht y su señora. Todos participaron en una de las misas y luego retornaron a la Perla del Oeste.
Para el entrevistado, "fue una experiencia única e irrepetible porque más allá que fue duro y cansador para las piernas y luego sentarse, hubo mucha gente que nos llamó por teléfono y nos envió mensajes de textos para animarnos y darnos fuerzas para seguir, como ser Miguel Destéfanis, Silvano Concolatto, Pipi Vivas, Sergio Grimaldi, mis hijos (además de Andrés tiene a Maximiliano de 18 y Agustín de 15)", entre otros.
A decir verdad, este santuario mariano es uno de los más convocantes de la Argentina especialmente los días 25, pero los fines de semana miles de peregrinos visitan a la imagen de la Virgen del Rosario ubicada al lado del río para dar gracias, pedir por paz, salud y trabajo para todos. En este caso se comprueba que la fe mueve montañas como dice el Evangelio, de lo contrario que le pregunten por la evolución de la salud de Andrés Zenklusen...












Te puede interesar