"Queremos hablar y el juez no nos recibe"

Policiales 23 de noviembre Por
"Queremos hacerle conocer algunas irregularidades, que sin duda debe desconocer", agregaron Alberto Fuhr y Cecilia Valsagna ante LA OPINION. Como "una de las tantas", hicieron conocer que una abogada que los asesoró "y cobró por ello", hoy es "letrada del adquirente"
Por Rubén A. Armando
[email protected]

El pasado jueves 16 de septiembre, en una Carta de Lectores bajo el titulo 
"A toda la comunidad", con la firma de Alberto Santiago Fuhr y Cecilia Noemí Valsagna, entre otros conceptos se leyó "nuestra familia está compuesta por Melisa (20), Florencia (16) y Milagros (4). La mayor de las tres, Melisa, tiene Síndrome Autista con Retraso Mental Moderado y desde muy pequeña se encuentra bajo tratamiento médico y terapéutico para ayudarla a mejorar su calidad de vida. Nuestro problema comenzó en 2001, producto de un juicio iniciado por el Banco Galicia y Buenos Aires solicitando el pago de un crédito hipotecario que habíamos solicitado a esa entidad bancaria y que por inconvenientes derivados de la terrible situación financiera del país que se produjo en ese tiempo y la devaluación cambiaria, al ser el crédito en dólares los valores de las cuotas se cuadruplicaron y nos fue imposible poder cumplir con lo pactado con el banco. Con distintos abogados que nos han «patrocinado», residentes en nuestra ciudad, hemos intentado llegar a un acuerdo con un representante de la entidad bancaria (abogado) de la ciudad de Santa Fe, al que le hemos hecho no menos de 14 propuestas distintas de pago para lograr de una y definitivamente saldar nuestra deuda, pero todas fueron rechazadas porque al momento de pagar el importe informado por el síndico, resultaba la extraña casualidad que la deuda aumentaba a valores exorbitantes".
"Lamentablemente, como somos gente de bien y de trabajo cometimos el gravísimo error de confiar en quienes nos patrocinaban y como resultado de ello no tenemos constancia en forma escrita de estas propuestas de pago que hemos hecho, pero sí sufrimos las consecuencias de todas estas irregularidades y trampas que nos llevaron a que el 1 de octubre de 2009 se subaste nuestra única vivienda. Y cuando hablamos de irregularidades y trampas hablamos de que ninguno de nuestros representantes legales se haya percatado de que existe una Ley N° 12.284 que prohíbe las subastas de viviendas únicas, cuando viven en el domicilio menores y además uno de los cuales posee una discapacidad, y haya hecho algo al respecto y trampas porque al no poder comprobar con documentación nuestras ofertas de pago para con el Banco, quedamos fuera de las leyes de amparo y así se facilitó el remate de nuestros bienes con todas las trabas legales que eso implica, embargos, inhibiciones, etc".
"Lo curioso, para llamarlo de alguna manera, es que cuando solicitamos una entrevista con el Banco Galicia y Buenos Aires en Casa Central, no estaban al tanto de lo sucedido y cómo se habían realizado los procedimientos, pero cuando analizaron el expediente determinaron que hubo muchas irregularidades que no se tuvieron en cuenta pero que ya no se podía hacer nada al respecto".

ANTE AQUELLO,
Y HOY...
Hasta aquí, algunos de los detalles más sobresalientes de aquella misiva.
En la tarde de ayer, Alberto y Cecilia visitaron LA OPINION y contaron que "el miércoles 24, a las 8 de la mañana, está previsto que nos desalojen de nuestra vivienda. Allí está Melisa. Después de un montón de reclamos a la Justicia, hace tiempo intentamos hablar con el juez Elido Ercole y no nos quiere atender. Queremos plantear una serie de situaciones, de irregularidades que tal vez no conoce (en la charla se enumeró una muy importante cantidad de instancias, y una tuvo que ver con que "una abogada que nos asesoró, y cobró por ello -se mostraron recibos-, hoy es letrada patrocinante del adquirente), y pese a nuestro esfuerzo el juez ha hecho oídos sordos".
Así están las cosas, según el matrimonio.
Desde su óptica no fueron bien asesorados, y siempre tuvieron voluntad de pagar.
Ahora, entendiendo que primaron las irregularidades solicitan hablar con el magistrado actuante, y según sus palabras este se niega.






















Te puede interesar