Allanamientos por venta de precursores químicos

Policiales 19 de noviembre Por
LABORATORIOS Y EMPRESAS DE TRANSPORTE
Según informara ayer Notife, agentes policiales de la Dirección de Prevención y Control de Adicciones allanaron tres laboratorios dedicados a la elaboración de precursores químicos, (se usan para el procesamiento de drogas). Uno ubicado en la localidad de San Lorenzo: Ciccarelli S.A. y los otros dos en Santa Fe, uno a nombre de Alberto Franzini, en calle Padilla al 1.700, y el otro emplazado en cercanías de la Terminal de Omnibus de Santa Fe, a nombre de Juan Manuel Bergallo. Las órdenes de la Justicia Federal también autorizaban allanar a la firma Transporte Pedrito, ubicado al norte de la ciudad capital de la Provincia. Participaron en los procedimientos personal especializado de la Sedronar (Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la lucha contra el narcotráfico).

ALLANAMIENTOS
Los allanamientos fueron ordenados por el juez federal de Reconquista, Aldo Alurralde, por solicitud de la Dirección Provincial antidrogas de la provincia, en el marco de nuevos coletazos que abrió la investigación que el mes pasado desbarató una cocina de cocaína en Tostado, cabecera del departamento 9 de Julio, al norte de la Provincia.
Hace un mes, los policías irrumpieron en una vivienda situada a la vera oeste de la ruta provincial 2, a unos 150 metros al norte de la intersección de la calle Saavedra con el acceso al cementerio municipal de Tostado. Dentro de la finca se encontraban dos ciudadanos bolivianos, identificados como Williams Márquez, de 41 años, y Eligio Saldaña Castillo. En una de las habitaciones se hallaron 40 kilos de cocaína. En el resto de la vivienda también se secuestraron elementos de corte como 50 kilos de manitol, 4,820 de xilocaína, 71 litros de éter, 45 litros de acetona, medio litro de ácido clorhídrico. En la requisa también se encontraron balanzas, prensa, una olla de aluminio, caloventores, dos estufas de pié, moldes, y demás elementos para fabricar la droga. En el acta de allanamiento, del 20 de octubre pasado, se deja constancia que la casa pertenece al señor Luis Carlos Natta, que alquiló la casa a los bolivianos en los últimos días de septiembre, aunque sin ningún requisito legal, sólo “de palabra”.






Te puede interesar