"Las compramos por $ 20 a un señor malo y viejo"

Policiales 15 de noviembre Por
La frase pertenece a uno de los pibes (de 9 y 10 años de edad) que fueron sorprendidos por personal de la Guardia Urbana Rafaelina luego de haberse llevado dos bicicletas desde la vereda de una Escuela. Una situación para no mirar de costado. En otro caso, un ebrio conduciendo un Fiat.
Personal de la Guardia Urbana Rafaelina (GUR), recibió un llamado por parte de una preceptora de la Escuela Nº 654.
La mujer dio cuenta de que dos menores se habían llevado dos bicicletas que se hallaban en la vereda de dicho establecimiento educacional.
En consecuencia, se dio inicio a recorridas por el sector, y en ese contexto 
en la esquina de calles 25 de Mayo y Ernesto Salva fueron ubicados, solicitándoles los servidores municipales que regresen al lugar del hecho ilícito con los dos vehículos de mención.
Como una suerte de justificación de propiedad, uno de los pibes -en tanto el restante prestaba consentimiento- manifestó "a las bicicletas las compramos ayer por la tarde, por 20 pesos, a un señor malo y viejo”.
Consecuentemente, se dio aviso a la Seccional 2ª en tanto los transgresores -que dijeron tener 9 y 10 años de edad, respectivamente-  se retiraron y dejaron las bicicletas tiradas en la acera.
Finalmente, se hizo entrega de ambos rodados dándose inicio a actuaciones sobre el hallazgo de las bicicletas: una playera (de varón), marca 865 y cromada, y otra playera de mujer (color rojo), ambas sin acuñar.

OTRA BICICLETA
Una vecina de calle Belgrano al 1400, dio cuenta a efectivos de la GUR sobre que en la vereda de su casa se hallaba una bicicleta sin medidas de seguridad y en aparente estado de abandono.
Agregó que la habían dejado durante la noche anterior.
Se constató que el rodado no presentaba número acuñado identificatorio. Finalmente, se dio conocimiento a pares de la Seccional 1º y se trasladó el vehículo a dicha unidad de orden público. 

EN AUTO, POR LA
VEREDA, Y EBRIO
Numerarios de la GUR fueron informados sobre que el conductor de un Fiat 600 que salió del Parque Balneario, circuló por vereda de Rio de Janeiro hacia Aristóbulo del Valle. El rodado fue localizado en A. del Valle y Constitución, y posteriormente interceptado en Suipacha 363. Circulaban dos personas, y quien manejaba presentó aliento etílico, por lo que se solicitó colaboración del Comando Radioléctrio y Control
Público, haciéndose presentes móviles de Seccional 1º y un inspector. Se
realizó un control de alcoholemia, y este arrojó resultado positivo (1,41 g/l), labrándose un acta de infracción. Por otra parte, los policías  trasladaron al conductor, quien estaba alcoholizado y se mostraba agresivo.



















Te puede interesar